Vitor Roque se lo juega todo en 75 días

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Vitor Roque pasó por segunda vez por San Mamés en este 2024 con el Barça necesitando imperiosamente de gol y él empezando y terminando el partido en el banquillo por decisión técnica. El escenario que el brasileño vive en estos primeros meses de blaugrana era plausible. Todo jugador sudamericano necesita cumplir un periodo de aclimatación y aún más en su caso cuando no venía de un equipo ‘top’, aunque hubiera jugado la final de la Copa Libertadores 2022.

99024623

Lo que el club no preveía en julio, cuando cerró su incorporación, es que, ‘Tigrinho’ aterrizaría en un Barça que navegaba en un mar de dudas y que, dos meses después, Xavi hubiera anunciado su renuncia diferida, que el Barça habría perdido dos títulos, con sendas goleadas, que no se esté compitiendo la Liga y que, en la Champions se esté, futbolísticamente, lejos de la élite continental.

A todo ello hay que sumarle, que Xavi, como reconoció en la rueda de prensa previa al partido de Bilbao, ha decidido probarlo de falso extremo izquierdo, donde no actuó nunca con el Athlético Paranaense. En un año, solo marcó un gol de los 21 que hizo en 45 partidos partiendo de esa posición.

Lejos del área, todo se complica para un delantero que no es un primor técnico y que tiene en el remate su mejor virtud (la mitad de los goles que hizo con el ‘Furacao’ fue dentro del área pequeña). Arrancando por los lados difícilmente presentará las mismas prestaciones que Ferran Torres o João Félix. Al brasileño, pues, no le queda otra que apretar los dientes, dedicarse al máximo en los entrenamientos, aprender y absorber los nuevos conceptos tácticos y mostrar que la fortaleza psicológica es uno de sus puntos fuertes.

‘Tigrinho’ se juega mucho en los próximos 75 días. Quedan once jornadas ligueras, con cinco partidos en Montjuïc y seis desplazamientos. El brasileño tendría que terminar la temporada habiendo dado más que un paso hacia adelante en su acoplamiento al equipo, en la madurez y entendimiento del juego, en sus apariciones (solo ha sido una vez titular) y a la hora de presentar resultados tangibles (suma, de momento dos goles).

Motivaciones, internas y externas, no le faltan. Si no responde, se abrirá el debate de su continuidad, por mucho que el Barça avanzara seis meses su desembarque pensando en que empezara la temporada 2024-25 bien ambientado al club, al equipo, a la ciudad y al fútbol español.

Y, si va progresando adecuadamente, presionará a su seleccionador, Dorival Junior, y presentará su candidatura para estar en la Copa América, del próximo verano en Estados Unidos, ocupando el rol de ‘joven aprendiz’. Esta es una plaza que Endrick, que llegará al Madrid en julio, le robó para esta próxima fecha FIFA, donde Brasil jugará dos amistosos con Inglaterra, en Wembley y España, en el Santiago Bernabéu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *