Vicky Luengo y Hovik Keuchkerian: “Es imposible contentar a todos los fans de ‘Reina Roja'”

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Vicky Luengo (o Victoria, como la actriz prefiere que la llamen ahora) y Hovik Keuchkerian habían coincidido en ‘Antidisturbios’, pero casi no tenían escenas en común. En ‘Reina Roja‘ saldan con creces esa deuda y se pasan casi toda la serie de Amazon Prime Video pegados el uno al otro en los papeles de Antonia Scott y Jon Gutiérrez, salidos de los libros superventas de Juan Gómez-Jurado.

¿Se habían leído las novelas en las que se basa ‘Reina Roja’? 

Victoria Luengo: Yo no conocía el libro. Me llegó a través de las redes sociales, por lectores que pensaban que podía interpretar el personaje. Me lo decían tanto que decidí comprármelo. Cuando lo acabé le escribí a Juan Gómez-Jurado para decirle que había escrito un personaje muy guay y que me imaginaba interpretándolo y me contestó: “Te vas a reír. Pero dame tu móvil, porque te quiero proponer algo”. Así se cerró el círculo.

Hovik Keuchkerian: A mí me llegó a través de un amigo común con Juan, que me dedicó el libro diciéndome: “Te presento a Jon, espero que te guste”. Lo dejé en casa porque tenía otras lecturas pendientes y al final me lo leí. 

98761916

¿Se imaginó como Jon al leerlo? 

Hovik: Yo empecé a leer novela negra de este país a través de César Pérez-Gellida, el autor de ‘Memento Mori’, con el que tengo una hermandad brutal. Así que estaba ahí mi nombre para hacer de Ramiro Sancho [uno de los protagonistas de ‘Memento Mori’] y luego vino ‘Reina Roja’. Sí, cuando me lo leí me vi subiendo las escaleras [una de las primeras escenas de Jon en la serie].

¿Pesaba la responsabilidad de hacer unos personajes que millones de lectores ya se habían imaginado en su cabeza?

Hovik: No, porque no son el mismo. En la primera reunión con Amaya [Muruzabal, la creadora de la serie] y Koldo [Serra, el director] ya tuvimos ‘un enganchón’. Les dije que me habían fichado a mí para que hiciera mi Jon. Así que no había ninguna responsabilidad. Porque en la novela hay un Jon Gutiérrez para cada lector, pero el personaje, en el audiovisual, lo he hecho yo.

Victoria: Es imposible contentar a toda esa gente. Si lo hubiéramos hecho pensando en lo que iba a decir la gente cuando lo viera hubiéramos sufrido, y yo creo que una de las cosas que hace que los proyectos sean mejores es disfrutar mientras los haces. Así que esa responsabilidad existía, porque me importa la respuesta del público, pero no ha influenciado en mi trabajo.

Hovik: Además, Juan [Gómez-Jurado] ha dicho en repetidas ocasiones que la serie ha mejorado la novela. Así que, ¿por qué vamos a pensar siempre en lo negativo? Puestos a pensar, yo diría: ojalá la gente vea la serie y diga que Jon y Antonia están en un sitio que no se habían imaginado, que los hemos mejorado.

Victoria, ¿cómo ha sido interpretar a Antonia Scott, la persona más inteligente del planeta? Porque en la serie, por ejemplo, vemos que camina encorvada.

Victoria: Muy divertido, a pesar de que no lo parezca porque ella está muy triste y ansiosa. He podido hacer un arco muy interesante y tomar decisiones sobre cosas que no había podido hacer nunca. Nunca había rodado con cromas, ni luchas con monos imaginarios, ni persecuciones de coches… Ni había interpretado un personaje con un cociente intelectural de 242. Mi trabajo es muy divertido porque juego igual que cuando era niña y aprendo cosas que nunca hubiera aprendido. Por ejemplo, qué se siente al ser una persona con altas capacidades. Si te has dado cuenta de que Antonia va encorvada es que algo de eso ha llegado.

Image ID:
98909178
Vicky Luengo y Hovik Keuchkerian, en ‘Reina Roja’.
ANDRE PADUANO
/clip/7b573d5b-68f6-4e5c-981d-526f5737c63c_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg
1200
676

¿Se documentó?

Victoria: Sí. Leí muchos libros y hablé con dos personas que tienen gente muy cercana y con otra que tiene altas capacidades intelectuales y un grado del espectro autista. Quedé con él varios días y me ayudó muchísimo. Con su permiso, le copié muchos gestos, la expresión corporal… Cuando me comprometo a interpretar un personaje me parece que tienes que tener respeto hacia lo que estás haciendo, y creo que en este caso era importante. No es algo que se haya llevado a la pantalla tan a menudo de una manera respetuosa y sin clichés.

Hablando de gestos… Al principio de la serie Antonia no mira a los ojos a Jon. 

Victoria: Fue una propuesta que le hice a Koldo Serra, porque dos de las personas en las que me fijé para documentarme lo hacían. Propuse que Antonia no mirara a los ojos a la gente que no conocía y, a medida que iba conociendo a la persona, acababa mirando. Se lo comenté a Hovik y fue muy divertido, porque entre él y yo decidimos en qué punto los personajes se miraban por primera vez a los ojos.

Han formado un buen dúo.

Victoria: Trabajar con Hovik ha sido un sueño porque todo lo que yo proponía él decía: ¿y si encima sumamos esto otro? En la secuencia final, por ejemplo, Hovik propuso una cosa del guion que da una dimensión increíble a mi personaje. Entre los dos hemos podido pactar un montón de pequeñas cosas y creo que, de esas minicosas, es de donde surgen las grandes parejas icónicas.

Hovik, Jon es un policía poco habitual en la ficción, con esa ‘mamitis’ que tiene.

Hovik: Es un policía vasco y gay, así de atípico es él. Es un tipo que no ha tenido padre, que todos los valores que tiene se los ha transmitido su ‘amatxu’. Amaya Muruzabal lo describió muy bien: es un tipo íntegro en un mundo de hijos de puta. Eso ya es una bomba en sí mismo, ¿no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *