Viajar nunca volverá a ser igual: las maletas de ruedas pasan a la historia

El encanto de Dubrovnik, la joya de la costa adriática, se ha convertido en un escenario de tranquilidad para sus residentes. La prohibición de las maletas de ruedas en el casco antiguo es una respuesta directa al ruido que solían generar los turistas.

Sin embargo, esto no implica que los visitantes deban abandonar sus prácticas maletas con ruedas por completo. En cambio, deberán llevarlas hasta su alojamiento, o incluso optar por el servicio de traslado de equipaje ofrecido por algunos hoteles.

Estas medidas forman parte de un esfuerzo integral del Ayuntamiento de Dubrovnik para proteger la calidad de vida de sus residentes. Limitar el número de cruceros y regular las actividades turísticas en los monumentos son otras iniciativas en curso. Además, se planea la creación de un centro logístico en el aeropuerto que gestionará el transporte de equipaje de los turistas directamente a sus destinos.

El alcalde de Dubrovnik, Mato Franković, ha tomado estas decisiones en respuesta a las quejas constantes de los habitantes locales sobre la invasión de turistas y el ruido constante. El objetivo final es preservar la armonía de esta ciudad histórica y seguir siendo un destino deseado tanto por sus residentes como por los visitantes que deseen experimentar su belleza sin perturbar su tranquilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *