Unos Wolves fuertes en defensa con un Edwards magistral derrotan a los Suns

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Anthony Edwards dio una exhibición y la defensa de Minesota rindió a gran nivel para que los Timberwolves derrotaran este sábado por 120-95 a los Phoenix Suns en el inicio de esta serie de primera ronda del Oeste.

Edwards fue una pesadilla para los Suns con 33 puntos, incluyendo 18 en un tercer periodo deslumbrante. Además sumó 9 rebotes y 6 asistencias.

101322124

Otros cuatro jugadores consiguieron dobles dígitos de anotación en Minesota: el dominicano Karl-Anthony Towns (19 puntos y 7 rebotes), Rudy Gobert (14 puntos y 16 rebotes), Nickeil Alexander-Walker (18 puntos) y Naz Reid (12 puntos).

Las torres de los Wolves (Gobert, Towns y Reid) apabullaron a los Suns en la lucha por el rebote (52-28 en total) y la defensa de los de Chris Finch dejó a sus rivales en un 44 % en tiros de campo y un 32,1 % en triples (9 de 28).

Kevin Durant (31 puntos y 7 rebotes) fue el mejor de unos Suns con una actuación deslucida de Devin Booker (18 puntos con 5 de 16 en tiros de campo). Grayson Allen no jugó en el último cuarto tras torcerse el tobillo derecho.

Los Suns se le dan fatal a los Wolves, que perdieron contra Phoenix sus tres partidos de esta temporada, incluido el duelo con el que la semana pasada cerraron la fase regular (106-125).

Echando la vista atrás, el balance no era mejor con un doloroso 2-13 en los últimos 15 partidos de Minesota contra los de Arizona.

Los Wolves, que llegaron al último día de la temporada regular con opciones de terminar primeros en el Oeste, no superan una primera ronda del ‘playoff’ desde 2004.

Recital de Edwards

Durant dejó claro que había llegado el momento de la verdad y, con muchas ganas desde el inicio, metió 11 puntos en el primer cuarto. Los Suns aterrizaron en el segundo periodo por delante gracias a un triple sobre la bocina de Royce O’Neale (27-28).

La defensa de los Wolves, la mejor de la NBA durante la temporada regular, empezó a imponer su ley en un segundo cuarto en el que los locales recuperaron el mando. El mejor ejemplo de la presión de Minesota fue que Booker se quedó en solo 7 puntos en la primera mitad.

Durant consiguió 18 puntos al descanso, pero Towns (13), Alexander-Walker (12) y Edwards (10) iluminaron un ataque más equilibrado de unos Wolves que se fueron al vestuario por delante (61-51).

Solo hubo un amo y señor durante el tercer cuarto: un Edwards impresionante que se salió con 18 puntos (8 de 11 en tiros), que anotó en cualquier situación y que fundió a todo defensor que le pusieron los Suns delante, incluido un Durant con el que no tuvo ningún problema en medirse.

Propulsados por esa versión maravillosa de ‘Ant-Man’, los Wolves desembarcaron en el último cuarto con un +20 que era la mayor ventaja de la tarde hasta el momento (92-72).

Los Suns no encontraron la manera de cambiar radicalmente el guion del partido y los Wolves sellaron el triunfo sin sobresaltos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *