Universitario: Sebastián Avellino, con lágrimas en los ojos, se pronunció tras ser liberado en Brasil acusado de racista

Sebastián Avellino, preparador físico de Universitario, fue puesto en libertad el jueves 20 de julio. Esto se dio luego que el Tribunal de Justicia de Sao Paulo, Brasil, que había ordenado su prisión preventiva, lo dejó libre tras la decisión del juez, pero continuará con el proceso de racismo que se le acusa tras el partido.

Cabe recordar que luego del triunfo de Corinthians sobre los cremas por la ida de los playoffs de la Copa Sudamericana 2023 en el Estadio Neo Química Arena del martes 11 de julio, la noticia de la detención del profesional uruguayo causó revuelo en Perú. Y es que la Policía brasileña lo detuvo al ser acusado de actos racistas contra hinchas locales.

Sebastián Avellino, preparador físico de Universitario, quedó en libertad

Se conoció que la resolución consideró que en el caso “no hubo violencia física o amenaza grave, en su situación no existe riesgo de orden público, no hay riesgo de inaplicación de la ley, además de no tener antecedentes”.

“Tal circunstancia, vale reiterar, no quita la carga vil y desproporcionada del hecho imputado, pero no emana de tal episodio que el imputado, al ser puesto en libertad provisional, represente un peligro para la sociedad o que ponga el orden público en riesgo”, indica parte de la decisión del juez Antonio María Patiño.

Sebastián Avellino ya se encuentra en Lima y brindó una conferencia de prensa este lunes 24 de julio junto al administrador de club Jean Ferrari para pronunciarse sobre lo ocurrido en Brasil. Mientras explicaba y agradecía a todos los que lo apoyaron, las cámaras lograron mostrar a detalle las lágrimas en sus ojos.

“Lamento profundamente todo lo ocurrido y todo lo generado, todas las personas que fueron afectadas, sobre todo lamento muchísimo todo lo que ha sufrido la institución a causa de este problema. Afirmo y grito a voz alzada mi opinión antirracista, que así ha sido durante toda mi vida”, sostuvo en parte de su extenso pronunciamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *