Un milagro llamado Brest

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

La historia siempre ha estado presente en Brest, ciudad del departamento de Finisterre. Fue ahí donde Luís XIV, el Rey Sol, estableció el primer gran puerto de la Marina Real francesa y donde construyó el que sería el Soleil Royal, su buque insignia.

97428763

Luego, vinieron las guerras revolucionarias y las napoleónicas donde la villa fue parte activa. Hoy, la ciudad sigue manteniendo sus emblemas: su identificativo puerto y algunos de los monumentos que la hacen única. Y le ha añadido el fútbol. Es la nueva página que puede escribir Brest en su particular libro de historia.

El conjunto que preside Denis Le Saint es la gran sorpresa de la Ligue 1 esta temporada. Un equipo humilde (el decimoquinto en presupuesto de toda la liga) y que juega en un estadio humilde (apenas caben 15.000 espectadores), pero que va camino de meterse en la próxima edición de la Champions.

Image ID:
99060228
Èric Roy, técnico venerado en el Brest
Brest
/clip/740f6c69-7687-4d7b-9530-7b25a3e09d3c_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg
1200
675

Habiendo gastado apenas 5 ‘kilos’ en verano en fichajes, marcha segundo solo por detrás del PSG con 46 puntos. Dos mundos opuestos: el de la opulencia con un equipo de estrellas mundiales y el que se ha labrado una enorme temporada en base a una idea clara de juego y a una estructura de club. Ahora, están a las puertas de un hito sin precedentes en la historia de un equipo que hasta hace nada luchaba por no bajar.

De casi descender a estar en puestos Champions

De hecho, cuando aterrizó el técnico Éric Roy, uno de los grandes nombres propios de esta bonita historia, allá por enero de 2023, el Brest marchaba decimoséptimo, en posiciones claras de descenso. Hoy, la historia es radicalmente distinta, habiendo logrado el primer objetivo del club (la salvación) y el primero de la plantilla (hacer más puntos que la temporada pasada). ¿No les recuerda al Girona?

Los bretones encadenan quince partidos en la Ligue 1 sin conocer la derrota y ya nadie duda de que van a ir a Europa la próxima temporada. Nadie excepto el propio Brest, que sigue con pies de plomo.

“¿Que si se habla de Europa en el vestuario? Sé a donde vas con esto. Hablamos de las victorias, que se están sucediendo una tras otra. Aún no hablamos de Europa entre nosotros, queda mucho. Estamos en la carrera, eso sí. Nunca nos ilusionamos con Europa, pero sí, estamos haciendo una temporada magnífica. Somos ambiciosos”, relataba el centrocampista Hugo Magnetti, que ha crecido en el Brest desde la Ligue 2 hasta ser parte fundamental del equipo que está a punto de hacer historia.

Image ID:
99060342
Lees-Melou, jugador importante en el Brest
Brest
/clip/fe1caa61-19cc-4a4b-a4c1-6b7451f92a6f_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg
1200
675

Como todos los éxitos, esto no ha llegado precisamente de la nada. Hace ya meses que la dirección deportiva ha apostado por un proyecto y por un equipo que ha tenido en Les-Melou, Camara y Romain del Castillo algunos de sus jugadores más importantes.

Pese a ofertas de fuera, la idea del Brest siempre ha sido la de mantener a sus mejores futbolistas, la de crecer como institución y la de crecer poco a poco. Humilde pero ambicioso. Una hoja de ruta clara y marcada, con su estilo de juego y con un Èric Roy que ya es casi un “rey” en Bretaña. Llegó al club después de haber estado 12 años sin sentarse en un banquillo y ha llevado al Brest a una dimensión jamás imaginada.

Por eso es algo más que un entrenador para todos, incluída una afición que le obsequió en el pasado duelo ante el Le Havre con un impresionante tifo. La respuesta de Roy fue una demostración de la humildad con la que se mueve: “Agradezco a los seguidores del Brest por el tifo y la canción, pero no cuenten conmigo para prender fuego al estadio con un megáfono”. Así es el técnico, un tipo con los pies en la tierra. También los tiene el club, que se va a meter en Europa casi sin hacer ruido. Cuando se dé ya se hablará de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *