Un juez perdona a un camarero de Benidorm una deuda de 30.000 euros por la Ley de Segunda Oportunidad

Un juzgado de Alicante ha perdonado las deudas de más de 30.000 euros de un en las que había incurrido un camarero de Benidorm y que acabó sobreendeudado durante la pandemia. Una decisión que se ha adoptado en aplicación de la llamada Ley de Segunda Oportunidad. Esta ley desde 2015 posibilitó que los particulares también pudieran acogerse a la figura del concurso de acreedores para librarse de sus deudas, como ya hacían las empresas. El procedimiento se vio simplificado con la entrada en vigor el año pasado de la nueva Ley Concursal, que prevé una vía exprés para aquellos concursos sin masa, es decir, en los que el deudor no tenga activos con los que responder a sus acreedores.

El Juzgado de lo Mercantil cuatro de Alicante ha aplicado la Ley de Segunda Oportunidad para exonerar a un camarero de Benidorm de una deuda que ascendía a 31.716,94 euros y que se originó durante la época de la pandemia, cuando el citado empleado se encontraba imposibilitado para trabajar y acabó sobreendeudado con distintas entidades bancarias, financieras y microcréditos.

La letrada Magdalena Rico Palao, perteneciente a la plataforma www.deudaacero.com, ha llevado la defensa de los intereses del consumidor en este caso y destaca que cada vez más personas se adhieren a la Ley de Segunda Oportunidad para liberarse de deudas que no pueden afrontar. Es una gran desconocida esta ley pero también muy beneficiosa para particulares sobreendeudados. El magistrado ha considerado acreditado que en este caso concurren todos los requisitos para que se le pueda aplicar esta ley y además ordena la retirada del fichero de morosos. La resolución es firme y contra ella no cabe recurso, aunque los acreedores podrán revocar este beneficio si concurre alguna causa por la que el procedimiento tenga que reabrirse.

En este sentido destacó que la Ley de Segunda Oportunidad “permite eliminar las deudas que los deudores no pueden afrontar mediante un procedimiento judicial sencillo y económico, para obtener un nuevo comienzo económico sin las cargas de las deudas anteriores. Además, esta ley ofrece una ventaja significativa, ya que en su tramitación no se deben pagar los costes asociados a notarías, registros o cámaras de comercio, que antes sí se requerían en el procedimiento”.

Una característica relevante de este proceso es que el camarero de Benidorm ha podido condonar sus deudas sin perder su vivienda habitual, lo que le brinda una protección más humana. Además, la aplicación de esta ley ha llevado a la inmediata salida del afectado del fichero de morosos por lo que ha cesado las llamadas de acoso de los acreedores.

“En resumen, la Ley de Segunda Oportunidad ha sido un recurso legal valioso para el cliente, camarero en Benidorm, permitiéndole liberarse de una deuda significativa y obtener un nuevo inicio financiero sin perder su vivienda y con el beneficio adicional de salir del fichero de morosos”, ha destacado la letrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *