Toñito Gonzales : “En 2008 le ganamos a Alianza y casi desciende”

Un pequeño gigante de inumerables batallas, en especial los clásicos, fue Antonio Gonzales o simplemente Toñito, quien impuso su estilo e hizo respetar a Universitario, entre 2006 y 2015.

Hoy, a sus 37 años, ya graduado como entrenador y a la espera de poder dirigir algún equipo, recuerda los duelos contra Alianza Lima y habla del clásico que se jugará mañana en Matute.

—Tu debut en el fútbol fue en un clásico en Matute, ¿qué recuerdas?

—Jugué muchos clásicos en menores, pero en mayores es diferente y tenía la ilusión de jugar y se dio, siendo ese mi debut en el fútbol. Ese partido (20 agosto 2006, ganó Alianza 1-0) fue el punto de quiebre en mi carrera.

—¿Cómo viviste la previa?

—Tranquilo. El martes, el profesor Nunes me dijo que iba jugar y me preparé, nervioso no, pero sí ansioso. Tras el partido, se dijo que no respeté a nadie por el roce que tuve con Maestri.

—¿Qué pasó con Maestri, quien te agarró de la camiseta?

—Él, como jugador experimentado, se molestó por una jugada que le hice en la que mostré mi carácter, pensaría que me iba achicar.

—¿Con qué jugador de Alianza tuviste duelos especiales?

—Con Montaño fueron varios enfrentamientos y se marcó una rivalidad. Lo ajustaba porque era el que movía a su equipo y no reclamaba. Aguantaba las caricias y se dedicaba a jugar. Fuera de la cancha nos hicimos amigos.

—Estuviste cerca de pasar a Alianza, ¿cómo fue eso?

—Tuve una conversación con la dirigencia de Alianza que me ofrecía un buen contrato, pero no pensaba irme. Reynoso no sé cómo se enteró y se molestó.

—¿Qué te dijo?

—Juan y Miguelón Miranda, que en paz descanse, hablaron conmigo y me dijeron que no podía irme. Y gracias a ellos, la dirigencia me renovó contrato por dos años más.

gareca y comizzo

—¿Tenías alguna cábala o un ritual antes del clásico?

—Mirar a la barra de Alianza cuando calentaba, me gustaba que me insulten para llenarme de más energía.

—¿Gareca y Comizzo qué tan cabuleros eran?

—Esa fobia al color verde ya lo tenía Gareca cuando estuvo en la ‘U’. Una vez, una marca deportiva me dio unos chimpunes verdes y un día en el camarín veo que lo habían pintado. Los utileros me dijeron que el Tigre no podía ver ese color. Y el profesor Comizzo, ese año que campeonamos (2013) no se sacaba para nada ese saco negro, todo matado.

—¿Cómo es jugar en Matute?

—Siempre es muy especial, porque ganar ahí era un aliciente para el hincha. En esa cancha gané varias veces, como ese play-off de la final del 2009, con gol del Zorrito Alva.

—En 2008 ganan en Matute y pusieron a Alianza al borde del descenso, ¿no?

—Esa tarde (29 noviembre 2008) ganamos 2-1  con un doblete del Vagón Hurtado. Nuestra consigna era ganarles para que se vayan a la baja, lo logramos, pero se salvaron ese año. Igual descendieron en 2020, pero los ayudaron para volver a jugar en la Liga 1.

—Viendo este clásico, ¿cómo controlar a Bryan Reyna?

—Él solo se va controlar porque es hincha de la ‘U’ y quiso jugar por la crema. Ojalá en el clásico le vaya mal, pero en la selección sí le deseo lo mejor. A quien le toque marcarlo, ojalá lo controle.

—¿Cómo sabes que Reyna es hincha de la ‘U’?

—Eso lo saben todos. Una vez, cuando estaba en Cantolao, dijo que era hincha de Universitario.

—¿Cómo ves a la ‘U’ que llega golpeado tras ser eliminado de la Copa Sudamericana?

—El equipo compitió en la Sudamericana, estoy orgulloso de los muchachos, y el clásico es una linda oportunidad para recuperarse y seguir en la pelea.

—¿Cuál es tu presente?

—Estudié para ser entrenador de fútbol y tengo un centro de alto rendimiento en Villa El Salvador, donde trabajo con profesores, los apoyo en base a los estudios y mi experiencia como futbolista en la preparación física y en lo teórico y táctico.

—¿Qué le dirías a los jugadores de la ‘U’?

—Todos los hinchas cremas estaremos alentando a la distancia para que el equipo gane en Matute. Un triunfo sería clave para meternos en la pelea para ganar el Clausura, lo que nos permitiría definir el título nacional. Gracias por la entrevista y ¡Dale ‘U’, toda la vida!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *