Sumar explotará su papel decisivo en Cataluña en la campaña para las europeas

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Yolanda Díaz empleará su papel en Cataluña como una baza electoral para la campaña de las europeas el 9 de junio. El discreto resultado de los Comunes-Sumar superó sin embargo las propias expectativas de la plataforma, que venía de dos duros fracasos en las urnas en Galicia y Euskadi y contemplaba hasta la posibilidad de perder la mitad de su representación. Pero aunque perdieron dos diputados, pasando de 8 a 6, los números dan para ver cumplido su principal objetivo de campaña: sumar una mayoría progresista en Cataluña con PSC y ERC para formar un Govern de coalición. Los resultados dieron la suma y el reto ahora en Sumar consiste en convertir esa hipótesis en realidad. Un objetivo que planean convertir en el eje principal de su discurso para las europeas.

Sumar decretó este lunes el comienzo de la carrera hacia las urnas con la independiente Estrella Galán como candidata. Una dirigente desconocida para el gran público que esta semana comienza su tourné por el país, con actos en Jerez, Madrid y Las Palmas. En varios de ellos estará arropada por Yolanda Díaz, conscientes del peso que desempeñará en campaña tanto la figura de la vicepresidenta segunda como la marca Sumar.

Más allá de la cabeza de lista y del discurso europeo, en Sumar consideran de extrema relevancia el mensaje de que son útiles para la sociedad española, en una utilidad que se concreta en las medidas adoptadas desde las instituciones. Esta tesis ya la han visto cumplida en el Gobierno estatal, donde son el socio minoritario, y aspiran a ahora a materializarla también en Cataluña, donde defienden formar parte de una coalición progresista.

La propia Yolanda Díaz estableció este lunes un paralelismo entre los resultados de las generales del 23 de julio y de las catalanas de este domingo, apuntando a que en ambos casos Sumar y los Comunes se han convertido en llave de Gobierno. Defendía además que esta mera posibilidad, con la posible suma progresista, había tenido una importante capacidad movilizadora en su electorado en Cataluña, según defendió en la reunión de este lunes ante su ejecutiva. En su intervención, citó los “trackings internos”, que apuntaban a que sus votantes se activaron la última semana de campaña ante la posibilidad de que los números dieran para un tripartito y para evitar un pacto de Salvador Illa con Junts.

Hasta verano

En el partido están convencidos de que las conversaciones y negociaciones para la investidura de un nuevo president de la Generalitat llevarán un “proceso largo” que se prolongará, calculan, hasta entrado el verano. El límite es el 25 de agosto, el último día antes de que se convoque de forma automática una repetición electoral en Cataluña. “De Cataluña se va a seguir hablando”, apuntan fuentes de la dirección de Sumar, que creen que el posibilismo de los comunes para aunar a socialistas y republicanos puede jugar en su favor, también en la carrera por las europeas.

102313650

En estas primeras semanas tras las catalanas, con las posibilidades aún abiertas, admiten que la relevancia pública que tengan los Comunes en la gobernabilidad es un elemento favorable para la campaña. “Que se hable de nosotros como la fuerza que puede hablar con todo el mundo –en referencia a PSC y ERC– nos viene bien”, señalan estas mismas fuentes.

En este sentido, defienden que frente a las importantes caídas en la izquierda alternativa del PSC, con el importante descenso de ERC y la CUP, ellos han resistido: “Aguantar con 6 con el PSC en estos niveles tiene mérito“, advierten, considerando que “la lectura no es mala”, puesto que “somos decisivos en Cataluña”.

Castigo a ERC

En Sumar se resisten a atribuir la debacle sufrida por ERC a la política de pactos emprendida con el Gobierno central, al considerar que en Junts también se han alcanzando acuerdos. En este sentido, consideran que el principal motivo para el castigo en las urnas ha sido la mala gestión del Govern, que “no ha funcionado”. “Si no ofreces independencia ni buena gestión, ¿qué ofreces?”, se preguntan, considerando que la falta de gestión ha sido el gran “lastre” electoral.

A la hora de formar mayorías admiten lo “imprevisible” de los republicanos, aunque creen que serían los principales damnificados en caso de producirse una repetición electoral, al considerar que en ese caso se produciría una “elección presidencialista” entre el ganador de las elecciones, Salvador Illa, y el candidato de Junts, Carles Puigdemont, que quedó en segundo lugar. En este sentido, apuntan, “una lectura posible es que ERC deje que gobierne alguien“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *