Rodrygo y sus problemas de puntería

El Real Madrid se encomienda a Rodrygo como único estandarte de los delanteros disponibles, después de la rotura muscular en el bíceps femoral derecho que sufrió Vinicius en Balaídos ante el Celta, que le mantendrá entre cuatro y seis semanas de baja. Ello, sumado a las salidas de Benzema, Asensio y Mariano; junto al suplente Brahim y al recién incorporado Joselu, deja al brasileño solo al frente.

El nuevo ’11’ del Real Madrid se estrenó en la primera jornada de la competición doméstica, anotando el primer gol del curso blanco, abriendo la lata contra el Athletic Club en San Mamés. Desde entonces, sin embargo, ha disputado tres encuentros en los que no ha logrado ver puerta en ninguno de ellos.

El club blanco se ha encomendado a Bellingham para desatascar los partidos y sumar un pleno de cuatro victorias en este arranque de temporada, siendo el pichichi de LaLiga, con cinco dianas. Rodrygo, no obstante, no ha dado la talla ni ha logrado rellenar el vacío que ha dejado Vinicius.

Sus internadas y eslalon es el recurso individual que le queda a Ancelotti en ataque en el uno contra uno, con Brahim en el banquillo. Pero su puntería deja mucho que desear. Ante el Getafe disparó en nueve ocasiones a la portería de David Soria, pero solo una fue a portería, otra al larguero y los demás fuera. En 330 minutos disputados, ha disparado 17 veces, cinco de las cuales a puerta y tan solo ha anotado un gol.

Unos datos que contrastan con los cuatro primeros encuentros que disputó de LaLiga la temporada pasada -estuvo de baja las dos primeras jornadas- y entre la tercera y la sexta fecha vio puerta en tres ocasiones: frente al Betis, Mallorca y Atlético de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *