Puigdemont cita a los diputados electos de Junts en Perpinyà para tejer la estrategia post 12M

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

El expresident Carles Puigdemont ha citado este jueves a todos los diputados electos de Junts en Perpinyà para tejer la estrategia a seguir tras los resultados de las elecciones catalanas del pasado 12 de mayo. A pesar de que la candidatura encabezada por Puigdemont obtuvo la segunda posición con 35 escaños, siete diputados menos que el PSC, el expresident mantiene que quiere presentarse a la investidura y asegura que tiene más posibilidades de ser elegido de nuevo que el socialista Salvador Illa, ganador de los comicios con 42 parlamentarios, que también ha anunciado su intención de someterse al debate.

Puigdemont calcula que su investidura podría recabar 55 escaños, si consigue el apoyo de ERC, e incluso llegar a los 59 con la CUP, dejando siempre fuera los dos representantes de la extrema derecha independentista de Aliança Catalana. En cambio, apunta que Illa solo puede contar con los seis votos de los Comuns. El expresident amenaza con retirar el apoyo de Junts al Gobierno de Pedro Sánchez y, en consecuencia, dinamitar la legislatura española, en caso de que el PSC cuente con los votos de PP o Vox, ya sea con un ‘sí’ o con una abstención.

Se trata de una jugada que busca tanto presionar a ERC, que tiene la llave de la gobernabilidad y que deberá decidir si permite que Illa llegue al Palau de la Generalitat, como también pone a prueba la estabilidad de Sánchez en el Congreso. Para que la estrategia de Puigdemont prosperara necesitaría la abstención del PSC, que ya rechazado dicha posibilidad de forma tajante.

De momento, sin embargo, el primer paso será la formación de la Mesa del Parlament, que debe constituirse antes del 10 de junio, el día después de las elecciones europeas. Será entonces cuando se podrán empezar a intuir los pactos y las estrategias de cada partido. Además, de la nueva presidencia del Parlament dependerá también fijar la investidura del candidato que consiga recabar más apoyos. El primer debate debería ser, como tarde, el 25 de junio. Puigdemont mantiene que regresará a Cataluña para asistir a este debate, sea o no el candidato a la presidencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *