Puente descarta más ceses ahora en Transportes pero avisa: “Si hay más información tomaremos decisiones”

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Al ministro de Transportes, Óscar Puente, no le temblará el pulso si la investigación por el caso Koldo cerca a más altos cargos de su ministerio. Tras cesar al secretario de Puertos del Estado, Álvaro Sánchez Manzanares, por mentir sobre su relación con la trama, Puente ha asegurado que “por el momento” las sospechas se delimitan a este alto cargo, pero sin descartar más cese. “Esperaremos a tener la suficiente información e iremos tomando las decisiones que correspondan en cada momento”, ha asegurado en declaraciones a los medios antes del acto de clausura del II Congreso de Movilidad Inteligente y Sostenible ‘El futuro de la movilidad sostenible. Horizonte 2030’, organizado por Prensa Ibérica.

Puente ha rechazado poner la mano en el fuego por otros altos cargos para insistir en que “a medida que tengamos más luz iremos tomando decisiones”. Más allá de las investigaciones judiciales, el ministro ha puesto en marcha una auditoría interna para dilucidar posibles responsabilidades en su ministerio. El cese de Manzano, según ha explicado, no se produce por contratar con la empresa investigada en la trama, sino porque “su narración no se corresponden con la realidad”, por “no ser honesto con los hechos sucedidos”.

99044317

La decisión del ministro se produce después de que EL PERIÓDICO DE ESPAÑA adelantara que los dirigentes de Puertos del Estado habían ocultado a Hacienda su relación con el comisionista de la trama Koldo, Víctor de Aldama. Esta conclusión se desprende del informe que la Oficina Nacional de Inspección del Fraude (ONIF), un organismo dependiente de la Agencia Tributaria, entregó el pasado 2 de febrero al juez que instruye el caso en la Audiencia Nacional.

Auditoría interna

La investigación desarrollada por la Unidad Central Operativa (UCO) ha determinado que el destituido este martes había mantenido diferentes contactos con Koldo García Izaguirre; al mismo tiempo que intercambió mensajes con el “comisionista facilitador” de la red corrupta, Víctor de Aldama, que fructificaron en un contrato de 20 millones de euros para la compra de mascarillas.

“En este momento no hay ninguna razón para cesar a alguna otra persona”, pero no se ha cerrado a ello en función de cómo avancen las investigaciones. Puente también ha desvinculado la auditoría interna del cese de este alto cargo, pues por el momento todavía no ha arrojado conclusiones ni conoce sus trabajos preliminares. El objetivo de este proceso, precisamente, pasa por determinar sí existen más responsabilidades o responsables involucrados en la supuesta trama de comisiones ilegales en la compra de mascarillas durante la pandemia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *