Primera comparativa entre el MG3 Hybrid y el Toyota Yaris 130H

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Image ID:
98828554
/clip/5cd8107b-8512-4a8b-a606-d25b8e37e2b1_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg
1200
674

Acaba de presentarse en el Salón de Ginebra el MG3. Este modelo representa para la marca su gran caballo de batalla para “romper el monopolio híbrido que hay en España”“romper el monopolio híbrido que hay en España”, tal y como explicó recientemente su vicepresidente, Pedro García, en clara referencia a Toyota.

Se trata de un rival directo para nada menos que el Toyota YarisToyota Yaris (Car of the Year en 2021), un modelo que a nuestro juicio es, junto al Renault ClioRenault Clio, el auténtico referente del segmento por su excelencia híbrida. Un lugar de privilegio que el MG3 pretende conquistar con argumentos como una mayor potencia, más eficiencia eléctrica y, sobre todo, un precio más barato.

El Toyota Yaris fue el tercer coche híbrido más vendido en 2023, sólo por detrás de su hermano el Toyota Corolla en primera posición, y el Nissan Qashqai en segundo lugar. Pero ahora ha llegado el MG3 con la intención de destronar al ‘rey’ del segmento. ¿Vale la pena entonces esperar a que lancen el MG3? Para saberlo, vamos a comprar al MG3 Hybrid con el Toyota Yaris 130H. Lo haremos sobre el papel y utilizando objetivamente los datos que la firma británica de origen chino ha filtrado sobre su nueva tecnología HybridPlus.

El MG3 Hybrid anuncia una potencia máxima de 190 CV, frente a los 130 CV del Toyota Yaris 130H. Además, el primero tiene un par motor máximo de 425 Nm, frente a los 185 Nm del Yaris. El MG ofrece esta potencia a través de la combinación de un motor térmico gasolina de 4 cilindros y 1.5 litros, con otro eléctrico 109 CV. El Toyota, por su parte, emplea un motor gasolina de 3 cilindros y 1.5 litros, junto con un segundo motor eléctrico.

Sobre el papel, el MG es más rápido en aceleración que el Toyota. Acelera de 0-100 km/h en 8 segundos, frente a los 9,2 segundos que necesita el modelo japonés. También vence en las recuperaciones entre 80-120 km/h, con 5 segundos, frente a los 7,5 del Yaris. En cambio, la punta de velocidad es de 175 km/h para el japonés, frente a los 170 km/h del ‘británico’.

El Yaris gasta menos gasolina que el MG3. Mientras que el Toyota se conforma con una media de 4,1 l/100 km (entre 3,9 y 4,3 l/100 km), el MG gasta 4,4 l/100 km. Ambas cifras son en ciclo WLTP, por lo que ambas ascenderán en un uso real.

En un coche híbrido convencional (HEV) es complicado saber la autonomía eléctrica. Pero en este caso sí sabemos que podría existir una mayor circulación en modo 100% eléctrico por parte del MG3, ya que integra una batería más grande. La del MG3 tiene una capacidad de 1,83 kWh, frente los 0,74 kWh del Yaris. Esta ventaja no se traduce como hemos visto en un menor consumo, probablemente por el mayor peso del coche, ya que el MG pesa 1.746 kilos, frente a los apenas 1.175 del Toyota, debido probablemente al peso de las propias baterías.

MG promete un amplio interior para los ocupantes y un maletero de 298 litros, superando así por 12 litros el maletero de 286 litros del Toyota Yaris. Una diferencia apenas notable, y más si tenemos en cuenta que el MG mide 4.113 mm, frente a los 3.940 mm del Toyota, lo que aporta una mayor sencillez de manejo y agilidad en la ciudad al modelo nipón.

Todavía no hay precio oficial del MG3, pero la firma británica de capital chino promete que su nuevo modelo se convertirá en el coche híbrido más barato del mercado, lo que de ser cierto supondrá una ventaja estratégica frente al Toyota Yaris y el resto de rivales de su segmento. Se estima que el precio del MG3 Hybrid en el momento de su lanzamiento en España podría rondar los 18.000 euros en su versión de acceso, mientras que el Yaris híbrido más accesible parte de 22.400 euros. Esto supone una diferencia entre ambos de unos 4.000 euros, y eso que hablamos del Yaris 120H y no del 130H ( 24.150 euros) con el que hemos realizado la comparativa.

Habrá que esperar a poder probar ambos modelos para determinar cuál es el vencedor en un uso real. Primero viendo los precios definitivos de ambos híbridos, y después comprobando que lo que prometen en su ficha técnica se ajusta a la realidad. Por no hablar de las sensaciones que transmitan cada uno de ellos en cuanto a calidad percibida, sensaciones de conducción, prestaciones, consumos en conducción abierta, etc. Algo que ya conocemos en el caso del Yaris en su versión 120H, pero que desconocemos completamente del MG3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *