Pollo Vignolo, asombrado al saber que en Perú los niños juegan en la pista: “A la m… ¿Y los carros?”

Paolo Guerrero sigue dando que hablar por su presencia en ESPN en Argentina, donde conversó con Sebastián ‘Pollo’ Vignolo y todo el panel de Fútbol 90. Asimismo, el Depredador contó varios pasajes de su carrera, como cuando se inició en el fútbol y el conductor quedó asombrado al enterarse que en Perú los niños juegan en las pistas.

Pollo Vignolo le preguntó al capitán de la selección peruana cómo fue su formación futbolística, pues Guerrero es reconocido a nivel internacional. La respuesta del atacante nacional sorprendió al conductor.

PUEDES VER: Paolo Guerrero rompe el silencio con el ‘Pollo’ Vignolo: “No pienso dejar el fútbol. No vine a Racing por plata”

Paolo Guerrero y su infancia: de Chorrillos al Bayern Múnich de Alemania

“¿Dónde naciste Paolo, de qué barrio, volviste a tus calles?”, preguntó Vignolo. Paolo Guerrero respondió. “En Chorrillos, Lima. Sí, sí, he vuelto, pero no mucho porque no vivo en Perú. Yo jugaba en la pista”, contestó.

PUEDES VER: Paolo Guerrero se sincera en ESPN si se retira en Alianza Lima y respuesta genera suspenso en Matute

Pollo Vignolo no puede creer que los niños peruanos jueguen fútbol en la pista

Tanto el Pollo Vignolo como todo el panel de Fútbol 90 no podía creer que los niños en Perú jueguen en las pistas, por eso repreguntaron a Paolo Guerrero si en verdad era eso cierto, ya que ellos pensaban que se refería a los ‘campos’, veredas o parques, pero jamás la cinta asfáltica.

“¿No juegan en la vereda ustedes los peruanos?”, preguntó. “No, no, no. La vereda es por donde camina la gente; en las pistas, donde pasan los carros”, replicó Guerrero. El asombro del conductor fue colosal: “A la mie… ¿qué hacían con los coches, los paraban para que no pasen?”, interrogó.

Finalmente, Paolo Guerrero les explicó que en Perú la mayoría de los niños juegan fútbol en las pistas y ponen piedras para reemplazar a los arcos, una situación que en Argentina no se ha visto. “Poníamos piedras para que no pasen. Y si pasaban los carros teníamos que tener cuidado para que no te arrastren”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *