“No me llama nada la atención Eurovisión; solamente iría si hubiese un ambiente más sano”

La música en Castrelos baja el telón por este verano. Con el recuerdo de su primer concierto en la ciudad en la Sala Másterclub hace diez años, Francisco Javier Álvarez Beret (Sevilla, 1996) debuta en el principal escenario de la ciudad para poner el broche del programa “Vigo en Festas”. Después de dos aplazamientos por causas “externas”, el artista se muestra ilusionado por esta responsabilidad.

Comentaba que este año no iba a hacer tantos conciertos, sino citas más grandes.

Sí, la verdad que estoy haciendo menos conciertos, pero muchos más grandes. Por eso he estado este en recintos que puedan entrar más personas. El verano ha sido más pausado por necesidad también un poco. Llevo ya 10 años de gira sin parar y necesitaba por lo menos un año más tranquilo. Pero aunque sean menos conciertos, han sido más intensos. El 2024 lo tenemos repleto con un montón de fechas con menor cantidad de personas y estoy muy contento.

Además, ésta será la última cita hasta el final de gira en el Wizink de Madrid en noviembre. ¿Cómo la afronta tras aplazarse dos veces?

Te puedo decir sin exagerar, que es el concierto donde más gente me ha hablado por redes sociales que está esperándome de mi vida. Estaba hablando otro día con mi familia, y no sé qué pasa en Vigo, está la gente súper intensa.

Ya era un habitual en festivales gallegos pero faltaba un gran escenario así en Vigo, poniendo el broche a un cartel compartido con Bisbal, Bad Gyal o Guetta. ¿Cómo será el show?

Es una ilusión completamente, porque además hay tanta gente que me sigue desde hace tanto tiempo que voy tranquilo. Realmente creo que se van a ir con una sensación muy buena, porque canto canciones nuevas y antiguas, van a venir a saltar, a reír, a llorar. Aquel que es fan se va a ir con una buena sensación y el que no también se lo va a pasar bien, porque es un concierto muy movido. Voy con esa tranquilidad y creo que en Vigo será igual.

Su paisana Ana Mena reconocía que conocía el escenario por otros artistas y redes sociales y que tocar allí era un sueño. ¿Ha visto usted cómo es el auditorio?

Sí, sí. Tengo un colega allí en Vigo que cuando vio que cantaba en Castrelos le faltó hacerme un PDF para mostrarme lo que era Castrelos. Y yo me acojoné, me acojoné de locura. Fue ilusión, fue bonito y guay, pero cuando vi la cantidad de personas y la locura de gente, digo, guau, qué pasada. Pero bien, muy bien. La verdad es que estoy ilusionado.

Su último trabajo “Resiliencia” ha sido muy especial a nivel personal. ¿Hay un trabajo detrás del escenario para poder plasmar lo que le ocurre en sus letras y en los directos?.

Sí, claro. Nosotros en directo lo único que dejamos igual es la emoción que transmite esa canción. Intentamos dar una versión para que no sea directamente cómo se escucha en las plataformas digitales, pero intento hacer un poco de todo. Entre lo antiguo y lo nuevo, canciones míticas mías, que no pueden faltar. Hacemos un juego con el público, intentamos hacer conceptos muy diversos entre canciones más melancólicas y que tienen más energía. Creo que realmente no hay un momento de respiro en mi concierto, y lo que te digo, el que sea fan de verdad y que me escuche hace años, la verdad es que se va a ir con una sensación muy buena.

¿Hay tanta diferencia entre el estudio, una sala o un escenario?

Lo que siempre intento es formar una familia, independientemente del número de personas que hay y crear una sensación íntima. Sobre todo dar esa sensación de música de directo, no que tú puedas darle al play considerablemente cómo suena en internet. Una banda con baterías, con pianistas, con guitarras, con coristas, técnicos de luces que te va a hacer realmente ver algo que no se ha visto en la plataforma digital.

Con 28 años pero más de un lustro en la primera línea de la escena musical en español. ¿Qué planes de futuro tiene?

Ahora mismo tengo como 12 canciones hechas, que tengo que verme a ver cómo las saco. Tengo ahí muchas canciones, pero poca agenda. Volver a Latinoamérica y aumentar mis fechas por Estados Unidos. Como te digo, también 2024 haré muchas más fechas que España. Seguir un poco lo de siempre, aumentando un poco esa familia pero intentando ir más a sitios que todavía no he ido.

Su nombre ha sonado en varias “prelistas” del Benidorm Fest y ya hay artistas consagrados que han optado por presentarse como Rayden, Tanxugueiras o Rigoberta Bandini. ¿Se imagina en él?

La verdad es que no me llama nada la atención Eurovisión. Me parece que la gente es muy crítica. Solamente iría si hubiese un ambiente más sano. La verdad, sinceramente, porque es normal que llegue el Benidorm Fest y que Twitter se llene de odio y de hate a la música, a los artistas en directo, cuando realmente los músicos van a ir a hacer disfrutar a la gente. Y no es algo positivo, yo iría, pero me parece que tienen que cambiar en muchas cosas para que me entren ganas de ir a un sitio con esa exposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *