Nivea con café: el truco antiedad que cada vez copian más personas

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Mezclar crema Nivea con café molido es un remedio casero muy popular para rejuvenecer la piel de aspecto cansado y arrugado. Es una forma barata y natural de dar a tu piel un brillo hermoso sin tener que gastar mucho dinero en productos caros para el cuidado de la piel.

Para hacer esta mezcla, necesitarás crema Nivea, café molido y un bol pequeño. Coge dos cucharadas de crema Nivea y ponlas en el bol. A continuación, añade una cucharada de café molido. Mezcla los dos ingredientes hasta formar una pasta homogénea.

98223961

Aplicar la mascarilla sobre el rostro y el cuello, teniendo cuidado de evitar la delicada piel del contorno de los ojos. Masajear suavemente la piel con movimientos circulares durante unos cinco minutos y, a continuación, dejar actuar otros cinco minutos para que la cafeína del café haga efecto. El café contiene antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres y a reducir la inflamación de la piel. También ayuda a estimular la circulación sanguínea y a reducir la aparición de ojeras.

La crema Nivea, por su parte, contiene ingredientes humectantes que ayudan a hidratar y nutrir la piel, dejándola suave y flexible.

Después de cinco minutos, aclara la cara con agua tibia y sécala. Puedes utilizar esta mezcla una vez a la semana para rejuvenecer tu piel. Es apta para todo tipo de pieles, pero si tienes la piel sensible, es mejor que pruebes la mezcla en una zona pequeña para asegurarte de que no causa irritación.

En conclusión, la mezcla de crema Nivea y café molido es una forma eficaz y barata de rejuvenecer la piel. Este remedio natural es fácil de preparar y dejará tu piel radiante y fresca.

Café molido en la puerta

Los arañazos en las puertas de madera pueden producirse incluso si la madera es muy buena. Sin embargo, los arañazos también pueden deberse al paso del tiempo y al desgaste. Basta con echar un vistazo más de cerca a la madera y enseguida notará algunas imperfecciones, incluso en la puerta de madera mejor cuidada.

Para las puertas marrones de madera maciza, el truco definitivo de la abuela es utilizar un ingrediente poco habitual que se encuentra en todas las cocinas: posos de café. Pero antes, comprueba que la madera no esté arañada.

Sí, porque si los arañazos son superficiales, se pueden tratar con aceite de oliva, basta con poner un algodón y frotar sobre el arañazo, que desaparecerá tras unas pasadas. Esto se debe a que el aceite nutre la madera y rellena los arañazos. Si los arañazos son más profundos y la madera es marrón, puedes utilizar posos de café.

Para utilizarlo, ponlo en un cuenco pequeño y añade agua caliente. Añade a la mezcla una cucharada de aceite de linaza. Después de mezclar, obtendrás una mezcla granulada que deberás extender sobre el arañazo y dejar actuar durante al menos media hora.

Una vez transcurrido este tiempo, frótala con una esponja. Verás que los arañazos se minimizan o incluso desaparecen por completo gracias al poder nutritivo y colorante del café. Después, para proteger la madera, aplica una capa de cera de abeja, la mejor amiga de la madera, sobre todo si se elige con ingredientes 100% naturales y sin aditivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *