Meritorio punto de un Oviedo con diez en el Ciutat de València

El Real Oviedo sumó este sábado un meritorio punto en el Ciutat de València después de jugar casi toda la segunda parte con un futbolista menos por la expulsión del argentino Colombatto y resistió el empuje del Levante, que empató con un cabezazo de Bouldini y vio como el VAR anulaba el que hubiera sido el 2-1 en el minuto 88.

Salió con cinco defensas el Oviedo en busca de su primer triunfo en Liga y, además, contrarrestar el juego ofensivo del Levante, con Vezo como falso lateral derecho y Andrés García de carrilero. No le salió mal en el arranque y fue el primero que lo intentó, con un chut lejano de Paulino.

Con el Levante dominando la posesión, pero espeso y sin peligro en el área rival, a punto estuvo de adelantarse el Oviedo. Fue con un remate en área pequeña de Borja Bastón, pero entre el palo y la mano de Joan Femenías evitaron el 0-1 (m.25).

Seguía el Levante aturdido cuando volvió a avisar Borja Bastón, aunque su segundo remate, esta vez tras recibir un centro desde la derecha, fue menos peligroso. Nada más pasó hasta el descanso en una primera parte sin disparos a puerta y solo animada por las ocasiones del delantero visitante.

Lo había merecido en la primera parte y solo tardó dos minutos Borja Bastón en romper con su mala racha, pues no marcaba desde diciembre de 2022. Todo empezó con un balón largo de Colombatto a la espalda de la defensa del Levante, donde apareció Dani Calvo para asistir a Bastón, que remachó casi en línea de gol y a puerta vacía.

Poco pudo saborear el gol el Oviedo, ya que solo dos minutos después Colombatto fue expulsado al ver la segunda amarilla tras golpear en el rostro a Giorgi en una decisión muy protestada. La expulsión obligó a Álvaro Cervera a quitar a Paulino y reforzar la medular con Jimmy.

Empezó entonces el asedio del Levante. Primero lo intentó Cantero, con un errático doble remate. De lejos lo probó Álex Muñoz, que provocó la primera parada de Leo Román. Nada pudo hacer, sin embargo, el meta del Oviedo ante el cómodo cabezazo de Bouldini tras un buen centro de Andrés García desde el costado derecho (1-1, m.63).

Sometido por el rival, el Oviedo a punto estuvo de volver a adelantarse. Fue a balón parado, pero el remate de cabeza de Luengo se estrelló en el larguero (m.75). En el tramo final apareció el VAR para poner emoción. Primero no vio un posible penalti de Álex Muñoz sobre Masca y luego anuló un gol de Dani Gómez por fuera de juego de Brugué en el inicio de la jugada.

Con diez por la lesión de Postigo tras haber hecho los cinco cambios, el Levante lo intentó con más ímpetu que otra cosa y hasta reclamó un penalti, pero el choque acabó con un merecido punto para el Real Oviedo, que frena la racha de dos victorias seguidas del Levante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *