Más de 9 días de espera media en España para conseguir cita en el centro de salud

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Repaso de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) a la situación de la Atención Primaria en las comunidades autónomas en su sexto informe sobre este nivel asistencial. Primer dato: el 86,7% de los encuestados (con datos de 2023) tuvieron una demora superior a 2 días –desde el 92,8% en Andalucía al 68,3 en Navarra- para conseguir cita en su centro de salud, y el 56,3%, mayor a 7 días, con porcentajes que van desde el 69% en Andalucía al 20,6% en Navarra. La espera media en días en España es de 9,12, hecho que “es intolerable y muy problemático para la ciudadanía”, critica esta entidad.

Así lo ha explicado en rueda de prensa Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la Federación. También ha vuelto a quejarse de la “falta de transparencia” de las comunidades autónomas al aportar datos sanitarios. En el informe -una actualización de los cinco anteriores (realizados en abril de 2019 junio de 2020, julio de 2021, abril de 2022 y enero de 2023), que se ha presentado este martes, ha detallado, se han incorporado los cambios en los datos que son públicos y homogéneos para todas las regiones.

Eso sí, se ha insistido en la ausencia de muchos datos actualizados por lo que hay que referirse a los disponibles correspondientes a 2021 y 2022 alguno de 2023 y 2024. Dicho esto, Sánchez Bayle ha desgranado las variables que se han analizado: evolución de la financiación y el gasto sanitario; recursos; actividad; gasto farmacéutico por recetas y opinión de la ciudadanía. Además, hay un capítulo de conclusiones y recomendaciones. Es en la opinión de los pacientes donde el portavoz de la FADSP habla de unas demoras “inaceptables” cuando se habla de retrasos para conseguir una cita en el centro de salud.

La atención recibida por el médico de familia como “buena o muy buena” registra un aumento de 1,7 puntos con respecto a 2022

En la valoración media de la Atención Primaria, el informe revela que hay “un leve aumento en 2023”. Queda en un 6,37, con una comunidad con una puntuación inferior al 6: Andalucía (5,98). Asimismo, la valoración en la atención recibida en medicina y enfermería es considerablemente mejor (7,79 y 7,96 respectivamente). Y en la atención recibida por el médico de familia como “buena o muy buena” registra un aumento de 1,7 puntos con respecto a 2022, y se queda en 81,40.

Los retrasos

Con relación a las demoras “queda patente que la situación ha empeorado notablemente”, aunque ya estaban presentes antes de la pandemia. El 86,7% de los encuestados tuvieron un retraso superior a 2 días (1,1 puntos más que en 2022), y el 56,3% mayor a 7 días (2 puntos más que en 2022). El porcentaje con demoras superiores a dos días según las comunidades, va desde el 92,8% en Andalucía al 68,3% en Navarra, y con demoras mayores de 7 días desde el 69% en Andalucía al 20,6% en Navarra.

Además, destaca que la espera media en días en España es de 9,12 días, que va desde los 12,14 días en Cataluña hasta 4,88 en Asturias, hecho que “es intolerable y muy problemático para la ciudadanía”, destaca el informe que, desglosa, seis comunidades superan los 8 días de demora. Un 25,9% esperaban 11 o más días en 2023 (8,7% en 2019 y 23,6% en 2022).

Sánchez Bayle subrayó que, en 2022, hubo un “amplio porcentaje de personas que no pudieron acceder a la AP teniendo un problema de salud, porcentaje que asciende al 11,2% en el total del país”

Además, Sánchez Bayle subrayó que, en 2022, hubo un “amplio porcentaje de personas que no pudieron acceder a la AP teniendo un problema de salud, porcentaje que asciende al 11,2% en el total del país”.

Las consultas telemáticas

Con respecto a las consultas telemáticas frente a las presenciales, el informe revela que las primeras suponen el 20,7% (25,9% en Canarias a 14,4% en Cantabria), mientras que las segundas suponen el 78,6% (81,1% en Cantabria a 73,4% en Canarias). Además, para un 36,6% de la población las consultas telefónicas resultan incómodas, un 21,1% está “poco o nada satisfechos” con estas consultas, un 56,6% creen que por teléfono “no pueden explicarse bien”, y un 66,8% indica que no entiende igual de bien las explicaciones del médico por teléfono que cara a cara. El 32,2% opina que todas las consultas deberían ser presenciales.

Sobre la satisfacción por el tiempo dedicado en consulta, el promedio del país es de un 6,8 sobre 10 (desde un 6,45 en Andalucía a 7,44 en Aragón)

Sobre la satisfacción por el tiempo dedicado en consulta, el promedio del país es de un 6,8 sobre 10 (desde un 6,45 en Andalucía a 7,44 en Aragón). Mientras que el 76,3% dicen haber podido ser partícipe de su tratamiento, y un 83,3%, pudo realizar preguntas al médico. Un 24,1% de los encuestados piensan que la comunicación y coordinación entre la Atención Primaria y las especialidades y hospitales “es mala o muy mala”. Y un 22,3%, que la situación que atraviesa el nivel asistencial les afecta “mucho o bastante” en su vida personal.

En cuanto a la variación interanual (de 2021 a 2022) de las consultas de medicina de familia según el lugar de consulta, se observa una disminución general de las teleconsultas del 27% y un aumento del 26% en las consultas presenciales.

Los recursos humanos

Al igual que en 2021, en 2022 también se produce un ligero aumento en la ratio de Tarjeta Sanitaria Individual (TSI) por médico de familia. La ratio de pediatría, de enfermería y de auxiliares administrativos han experimentado “un ligero descenso” determina el informe que, añade, en 2022, se registra la ratio de auxiliares más baja desde 2019. En medicina de Familia las ratios van desde 931 en Castilla-La Mancha hasta 1.735 en Islas Baleares. Disminuyen ligeramente en 11 comunidades y aumentan en el resto, salvo en el País Vasco que conserva la misma ratio de 2021.

El porcentaje de profesionales con más de 1.500 tarjetas sanitarias ha sufrido “un incremento preocupante” con respecto a 2021

El porcentaje de profesionales con más de 1.500 tarjetas sanitarias ha sufrido “un incremento preocupante” con respecto a 2021 (59,35% en 2022 y 38,17% en 2021), se añade. Igualmente, el porcentaje de profesionales con más de 2.000 tarjetas se ha incrementado (2, 49% en 2021 y 4,14% en 2022). El estudio destaca la situación de Baleares (77,52%), Andalucía (69,59%) y Madrid (47,10%).

En pediatría la ratio “sigue siendo elevada”, pero se mantiene en un ligero descenso desde el año 2019, lo cual, indica la FADSP, “es probable que se deba a las bajas tasas de natalidad del país“. Las ratios oscilan entre 12,1% en Madrid y el 0,0% en cuatro comunidades. “Es probable que estas cifras encubran la falta de acceso a pediatría en varias comunidades autónomas”, indica esta Federación. Los porcentajes más altos (más de 1.250 tarjetas por profesional) son los de Madrid (12,1%) y Baleares (9,9%).

En enfermería “se mantiene la situación atípica de nuestro sistema sanitario” que hace que el número de profesionales sea menor que el de medicina en los centros de salud. Las tres comunidades con mayor ratio de tarjeta sanitaria por enfermera son: Madrid (1.979), Baleares (1.723), y Murcia (1.708).

El gasto sanitario

Si se habla de gasto sanitario, el informe de la Federación muestra que la mayoría de las comunidades vieron “un ligero incremento en el gasto sanitario (2021-2022)”, únicamente Baleares tuvo un “incremento significativo” del 17,59%. En el gasto en euros por habitante, el promedio del año 2021 fue de 243,16 euros, entre los 302,02 de Navarra y 162,27 de Madrid.

El presupuesto por persona en 2024 va desde los 402 euros en Extremadura hasta 150,9 euros en Madrid (la media de las comunidades es de 287,4 euros)

En el presupuesto por habitante se “evidencia” un aumento promedio de 1,35 euros per cápita con respecto al año 2023. El presupuesto por persona en 2024 va desde los 402 euros en Extremadura hasta 150,9 euros en Madrid (la media de las comunidades es de 287,4 euros). En cuanto al porcentaje del gasto sanitario que se destinó – en este caso en 2021- a la Atención Primaria (14,17%) y su distribución en las diferentes comunidades, va desde el 17,04% en Andalucía al 11,02% en Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *