María Teresa Campos, la mujer que derribó barreras para reinar en la televisión

La muerte de María Teresa Campos, fallecida este martes a los 82 años supone el adiós de uno de los grandes referentes de la televisión en España de las últimas décadas, un personaje que se proyectó, junto a su familia, más allá de las pantallas, como en un espejo, para volver ellas convertida en objeto del mismo género televisivo que representó.

La gran dama de la pequeña pantalla fue durante años la ‘reina de las mañanas’. Y de las tardes. Incluso hizo sus pinitos en las noches. Su rostro ocupó casi la totalidad de las franjas horarias. Tanto, que sentó cátedra

La huella de ‘la Campos’ no sólo se mide por su extensa trayectoria profesional, también en la radio, sino por su capacidad para trascender su propio personaje, hasta convertirse ella y su familia en casi una subsección televisiva fija dentro de la información del ‘corazón’.

María Teresa Campos nació en Tetuán el 18 de junio de 1941, pero su familia se instaló en Málaga cuando ella llegaba apenas a un año de edad. Allí estudió Filosofía y Letras, pero enseguida encontró acomodo en la radio. En 1964, aún en la ciudad andaluza, se casó con el periodista José María Borrego, con el que tuvo sus dos hijas, las también televisivas Teresa Lourdes, ‘Terelu’, y Carmen Borrego.

Pionera y referente feminista, Campos llegó a ser nombrada directora de Informativos de Andalucía de Radiocadena Española y fue reconocida con un Premio Ondas antes de trasladarse a Madrid en 1981 para continuar con su carrera, simultaneando la radio con la televisión, en sus primeros años siempre en TVE.

Empeñada en seguir adelante con sus retos personales, su marcha de Málaga fue un punto de inflexión en su vida. No sólo profesionalmente, sino también en el aspecto sentimental, ya que coincidió con la ruptura de su matrimonio. La historia tuvo además un desenlace inesperado con el suicidio, tres años después, de Borrego, lo que supuso uno de los golpes más duros para ella y las hijas de ambos.

La lista de programas en los que participó es extensa, pero quizás fue en el espacio ‘Por la mañana’, de Jesús Hermida, cuando su proyección se disparó. Abandonó posteriormente la etiqueta de ‘chica Hermida’, entonces habitual, para convertirse en subdirectora del programa de radio Hoy por hoy, de la Cadena SER, que dirigía Iñaki Gabilondo. La doble faceta de Campos como periodista o presentadora de espacios más relajados se repetiría a lo largo de su carrera.

La reina de las mañanas

Pero enseguida regresó a la televisión para relevar a Hermida como rostro principal en ‘A mi manera’, cuando el periodista aterrizó en el Telediario. Con un gran éxito de audiencia, el espacio pasará a llamarse posteriormente ‘Ésta es su casa’ y después ‘Pasa la vida’. Emitido en la parrilla matinal, María Teresa Campos comienza a forjar su gran nombre como la ‘reina de las mañanas’, ya con la competencia de las televisiones privadas.

A esos formatos les suceden otros similares, pero, siempre inquieta, Campos da el salto en 1996 a Telecinco para conducir el magazín matinal ‘Día a día’, un contenedor que le permite abordar asuntos muy diversos, incluyendo las tertulias de periodistas sobre la actualidad, que alcanzará un gran éxito y catapultará a su presentadora como una auténtica estrella de la televisión.

En la cadena de Mediaset probará con otros formatos, pero su querencia por la radio le hace volver temporalmente a los micrófonos para dirigir durante dos años ‘La tarde’ en la Cadena COPE.

Un contrato millonario y un nuevo reto profesional lleva a la presentadora a fichar por Antena 3 en 2000 para presentar ‘Cada día’, siguiendo la pauta de su espacio en Telecinco. Sin embargo, pierde la batalla de la audiencia ante su relevo en el canal de Mediset: Ana Rosa Quintana. Entonces, pausa su carrera y sus apariciones televisivas se vuelven más esporádicas.

En 2007 regresa a la radio en Punto Radio y vuelve también a Telecinco con un programa de entrevistas y para dirigir, desde 2008, ‘La mirada crítica’.

Con ‘¡Qué tiempo tan feliz!’, desde 2010, vuelve a cosechar éxitos de audiencia, mientras se suma como colaboradora al fenómeno ‘Sálvame’, y llega a participar como protagonista, junto a sus hijas, Terelu y Carmen, en el ‘docu reality’ ‘Las Campos’, que confirma la dimensión del fenómeno generado alrededor de su figura.

Sus últimos años en la televisión

En el terreno personal, entre 2014 y 2019 María Teresa Campos mantuvo una relación con el cómico argentino Edmundo Arrocet que acaparó portadas de las revistas del corazón, pero también horas en su propia televisión. Arrocet fue la última pareja conocida de la presentadora, que estuvo casada durante 20 años con el padre de sus dos hijas. No fueron, sin embargo, los únicos hombres en su vida, que también compartió con Félix Arechavaleta y José María Hijarrubia.

El 17 de mayo de 2017, ya a punto de cumplir 76 años, Campos sufrió un ictus que marcó los últimos años de su carrera.

Aún tuvo tiempo de regresar con para dirigir un programa de entrevistas desde un camión acristalado en ‘La Campos móvil’, pero sus problemas de salud acabaron por apagar lentamente su energía de animal televisivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *