Las curiosa diferencia que hay entre una ITV desfavorable y negativa

El gran problema de muchos conductores a la hora de acudir a un centro de ITV es que no conocen el funcionamiento de las revisiones. Además, da mucho miedo pensar que tu coche no va a pasar las pruebas pertinentes y que tendrás que regresar pocos días después con el vehículo en perfectas condiciones. Ahora bien, ¿conoces las diferencias entre una ITV desfavorable y una ITV negativa?

ITV negativa

Es aquel resultado que se da cuando los técnicos del centro de ITV descubren que tu vehículo tiene un fallo muy grave, el cual supone un riesgo altísimo para la seguridad de los ocupantes del vehículo y para el resto de conductores.

El vehículo queda inmovilizado y no podrá circular bajo ningún concepto. Será una grúa la responsable de llevarlo hasta un taller, con un plazo de dos meses para repararlo y volver a pasar la ITV.

ITV desfavorable

Es el resultado obtenido tras detectar un fallo grave o varios fallos leves que pueden comprometer la seguridad de los ocupantes. El plazo de reparación es de dos meses, pero se permite llevar el coche o vehículo al taller por cuenta propia, sin requerir a la grúa. Al acabar, y antes de que terminen los dos meses, tendrás que volver a pasar la ITV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *