La ‘querida’ Alemania de Pesic le impidió hacer historia

Svetislav Pesic se quedó a un paso de convertirse en el primer seleccionador de la historia que conquista dos títulos mundiales con selecciones diferentes y de alcanzar a los dos únicos que han repetido título como son el brasileño ‘Kanela’ Soares con la ‘verdeamarelha’ en 1959 y en 1953, al ruso Aleksander Gomelski con la Unión Soviética en 1967 y 1982, y al estadounidense Mike Krzyzewski con el ‘Dream Team’ en 2010 y en 2014.

Y lo más curioso del caso es que a su Serbia la frenó Alemania (83-77 en la final), un país que ocupa un lugar muy especial tanto en su corazón como en su trayectoria deportiva. Tras colaborar de manera testimonial en la pista al enorme éxito del Bosna Sarajevo que conquistó la Copa de Europa en 1979, el exentrenador del Barça en dos etapas diferentes se hizo cargo de la dirección deportiva del club bosnioherzegovino en el curso 1981-82 y lo dirigió en el banquillo en los cinco siguientes, combinándolo con las selecciones inferiores de Yugoslavia con las que logró un oro cadete y otro juvenil europeo y el título mundial sub’19.

Esos éxitos motivaron la oferta de la Federación Alemana para que se convirtiese en 1987 en el ayudante del seleccionador Branimir Wolfer. En 1990 se hizo cargo del equipo y con 43 años, el de Novi Sad logró en 1993 quizá el mayor éxito de su historia al convertir a Alemania en campeona de Europa con un equipo que lideraba el ‘MVP’ Christian Welp y en el que también brillaron jugadores como Henning Harnisch, el exmadridista Hansi Gnad o los ‘creadores’ Henrik Rödl y Michael Koch.

Pesic, oro con Alemania en el Eurobasket de 1993

| DBB

Los Pesic ya llevaban un lustro viviendo en Alemania y su hijo Marko (nació en 1976 en Sarajevo, donde jugaba su padre) no tardó en adquirir la nacionalidad alemana, hasta el punto que fue internacional en todas las categorías inferiores desde la sub’16 hasta una absoluta con la que lograría el bronce en el Mundial de 2002 que ganó su progenitor con Yugoslavia y la plata en el Eurobasket de 2005.

Esa historia de amor del técnico que hizo realidad la ansiada primera Euroliga azulgrana en 2003 le ha llevado a residir más de dos décadas en tierras germanas y a dominar con fluidez una lengua tan complicada como el alemán. Tras ese éxito europeo sin precedentes, el serbio dejó a la ‘Mannschaft’ y dirigió al ALBA Berlin desde 1993 hasta 2000 y en la temporada 2001-0222 dirigió los designios del RheinEnergie de Colonia. Pesic regresó testimonialmente en 2012 al banquillo de Alemania y clasificó a la selección para el Eurobasket… pero no siguió en el cargo.

Svetislav Pesic regresó a la Bundesliga para liderar el gran paso adelante hacia la elite del FC Bayern entre 2012 y 2016 para iniciar una etapa sabática que interrumpió cuando el Barça lo llamó tras la caótica y breve etapa de Sito Alonso en el banquillo. El técnico residía en Alemania con su mujer y ahora este país que tanto quiere le ha impedido hacer más historia. de hecho, su hijo Marko lleva años como mánager general del club bávaro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *