La búsqueda de los dos jóvenes en el mar abarca una superficie similar a la provincia de Málaga

Los medios marítimos y aéreos coordinados por Salvamento Marítimo para la búsqueda de los dos jóvenes que desaparecieron el domingo mientras practicaban paddle surf han cubierto un área superior a los 7.000 kilómetros cuadrados, según fuentes del propio organismo.

Esta superficie, similar a toda la provincia de Málaga (7.308 km²), se ha alcanzado con los trabajos realizados por dichos medios durante una media de 15 horas diarias. Esta área se superará ampliamente a lo largo de este jueves, cuarta jornada consecutiva de búsqueda desde que la madrugada del domingo se activara el dispositivo.

Al igual que ayer, participarán las embarcaciones Salvamar Alnitak (Salvamento Marítimo) y LS Cronos (Cruz Roja) y el helicóptero Helimer 207, que centrarán las batidas en el sureste de Málaga, tanto por la línea de costa como mar adentro, una diagonal orientada hacia la isla de Alborán.

Hasta ahora, la única pista sobre los jóvenes fue la localización de la tabla en la que zarparon desde la playa de la Misericordia y sobre la que había una bombilla de mate, caña metálica que hace las veces de cucharilla y pajita para beber esta infusión. Un velero la encontró la tarde del lunes a 15 millas al sureste de Málaga, donde fue recogida por la tripulación de la Alnitak y trasladada al puerto de la capital.

Desde la noche del domingo

El dispositivo se activó sobre las 3.15 horas del lunes, cuando Emergencias 112 informó al Centro de Tarifa sobre la llamada de un particular que alertó de que dos amigos suyos habían salido la mañana del domingo en una tabla de paddle surf desde la playa de la Misericordia y que no habían regresado.

Al parecer, el objetivo de los jóvenes era hacerse a la mar sobre las 7.30 horas del domingo para ver el amanecer, que ese día en Málaga se produjo a las 7.44 horas. Sólo llevaban un termo de mate. Ese día, sin embargo, había avisos en la provincia por fuertes vientos.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) había decretado nivel amarillo tanto en la Costa del Sol (incluida la capital) y Guadalhorce por este fenómeno, mientras que en la Axarquía el fuerte viento alcanzó la costa desde el noroeste, es decir, hacia mar adentro.

Los familiares denunciaron la desaparición ante la Policía Nacional, aunque finalmente la Guardia Civil ha asumido la investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *