La boxeadora Tania Álvarez se proclama campeona de Europa tras un duro combate: “Es un sueño hecho realidad”

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Aguerrida. Guerrera. Ella misma se definió así y este sábado lo ha demostrado coronándose campeona de Europa de peso supergallo ante la italiana Maria Cecchi en el Casal Cultural de Castellbisbal. La boxeadora española Tania Álvarez no dio opción a definirla de otra manera tras su pelea.

Un combate duro, decantado en un primer asalto hacia la esquina italiana, dio paso poco después a un boxeo brutal. De golpes duros y echado para adelante. De esos que no permiten pestañear. La constancia de la boxeadora de Sant Esteve Sesrovires fue clave ante un arrojo inicial quizás desmedido de la italiana. Apenas se midieron y entraron de lleno al intercambio de golpes. El directo zurdo de la italiana casi causa un disgusto a la catalana en unos primeros segundos arrolladores de Cecchi. El Casal, lleno hasta la bandera, no dejó de animar a la peleadora local de 22 años. Joven, sin duda, pero hambrienta.

“Pegaba muy duro”

“Hemos trabajado duro para no alocarme tanto sobre el ring y creo que hoy el trabajo se ha notado”, ha asegurado a EL PERIÓDICO la púgil tras la victoria. “Pegaba muy duro, pero se ha visto un gran progreso en mi boxeo a la hora de defenderme más y cubrirme mejor”, ha asegurado la boxeadora. Durante el combate y a pesar del paso de los asaltos, Álvarez ha mantenido una buena guardia. Cada vez más impenetrable para la italiana, de 28 años, que al tercer asalto parecía haber perdido parte de su fuelle inicial.

100467198

Cecchi, ‘The Russian Hurricane’, llegaba al combate por el cinturón con un récord de 10 victorias y 2 nulos, muy similar al de Álvarez, de 10 victorias y una única derrota, la del Madison Square Garden de Nueva York. La boxeadora italiana, zurda, optó por descolocar a la española con golpes duros, sin combinar más de tres puños con los que poco a poco acortaba la distancia. Fueron golpes eficientes los de la transalpina que llegaron a resquebrajar en algún momento la guardia de Álvarez, desconcertada en un primer momento.

Más estrategia

“Mucha gente no había visto mi progreso desde el Madison hasta ahora, pero los avances se ven poco a poco y nosotros hemos estado trabajando con estrategia para aprender a detectar mejor cuándo pegar y cuándo cubrirme”, ha afirmado Álvarez, que acaba de firmar un patrocinio con OnlyFans tal y como anunció el viernes tras el pesaje. “Es un sueño hecho realidad. Estoy satisfecha con la pelea, aunque obviamente siempre quiero mejorar”, ha asegurado con la voz marcada por la emoción de la victoria.

El árbitro del encuentro, el británico Lee Everi, avisó en múltiples ocasiones a la italiana. Por agarrar del cogote a la española y tratar de someterla, embestir cual miura con la cabeza por delante, utilizar el codo de forma antirreglamentaria e incluso por escupir el bucal en un momento de tensión en el que Cecchi optó por el juego sucio ante la falta de aire en un sexto asalto que parecía sentenciado.

Prudencia frente a resistencia

Apuntaba a un KO. Al menos por entonces. Pero se prolongó otros tantos asaltos más por la resistencia de Cecchi y la prudencia de Álvarez. A su vez, a medida que avanzaban los minutos aumentaba también la presión de las esquinas, aunque la de Toni Moreno, no perdió la calma.

Los tres siguientes asaltos resultaron demoledores y los intercambios, brutales. La catalana que empezó a hacerse fuerte con el cansancio de su rival conectó varias manos directas a la mandíbula y las costillas de Cecchi y esta se devolvió a base de golpes volados y algún que otro embiste de cabeza. Los puños, cada vez más aislados, parecían no perder potencia y el baile en la lona era cada vez más dominado por Álvarez, que terminó haciéndose con la victoria por 96 a 94 a criterio de los tres jueces de mesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *