Israel usó una inteligencia artificial para identificar a 37.000 palestinos como objetivo de asesinato

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

El ejército de Israel ha usado un programa de inteligencia artificial (IA) para identificar a hasta 37.000 palestinos como presuntos militantes de Hamás como objetivos de asesinato. Así lo desvelan hasta seis oficiales de los servicios de inteligencia israelí en una investigación de los medios ‘+972 Magazine’ y ‘Local Call’.

El sistema, conocido internamente como ‘Lavender’, ha sido diseñado y desarrollado para detectar de forma automatizada presuntos operativos de la rama militar de Hamás y de la Yihad Islámica Palestina como objetivos para los bombardeos. Durante las primeras semanas de guerra en la Franja de Gaza, las fuerzas armadas israelíes dependieron casi por completo de esta IA y —a pesar de la habitual falta de precisión de este tipo de máquinas— se trataron sus resultados “como si fuera una decisión humana”.

Los agentes de la inteligencia israelí denuncian que el uso “sin precedentes” de un “mecanismo estadístico” en el que los miembros del ejército confiaban ciegamente para elegir a sus víctimas. “Todo el mundo allí, incluido yo, perdió gente (en el ataque sorpresa de Hamás) el 7 de octubre. La máquina lo hizo fríamente. Y es lo hizo más fácil”, explica uno de ellos. “Invertía 20 segundos por cada objetivo y hacía docenas de ellos cada día. No tenía ningún valor añadido como humano, a parte de ser un sello de aprobación”, añade otro.

100596154

Según las fuentes, el ejército aceleró la identificación algorítmica de objetivos humanos y la aprobación de ataques contra ellos. “Nos presionaban constantemente: ‘Traednos más objetivos’. Realmente nos gritaban“, asegura. “Nos decían: ahora tenemos que joder a Hamás, cueste lo que cueste. Lo que podáis, bombardeadlo”.

La investigación señala que la Unidad 8200, un cuerpo de la inteligencia militar de Israel, aseguró que esta IA tenía una tasa de precisión del 90%, lo que llevó al ejército a adoptar esta herramienta.

Asesinato de civiles

La investigación también revela que Israel permitió el asesinato de “un gran número de palestinos” civiles durante los primeros meses de la ofensiva. Varias fuentes han explicado que, para los ataques aéreos contra presuntos miembros de Hamás de bajo rango, los mandos militares israelíes contaban con un número estimado de bajas civiles. En las primeras semanas, se autorizó matar entre 15 y 20 ciudadanos por bombardeo.

En esos casos, además, los ataques contra las casas de los supuestos paramilitares palestinos se realizaban con bombas “tontas”, aquellas sin guía ni precisión que ocasionan muchas más muertes de civiles, vistas como “daños colaterales”. “No se quieren despercidiar bombas caras en gente sin importancia”, remarca un oficial de inteligencia. “Es muy caro para el país y hay escasez de esas bombas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *