Isabel Preysler toma una inesperada decisión tras la boda de Tamara Falcó

La vida de Isabel Preysler ha experimentado notables cambios en los últimos tiempos. Tras su separación de Mario Vargas Llosa, ha optado por mantener un perfil bajo durante este verano. A diferencia de su hija Tamara Falcó, quien ha acaparado los titulares por su boda con Íñigo Onieva y su larga luna de miel, Isabel ha preferido mantenerse alejada de la atención mediática.

Aunque en años anteriores solía disfrutar de idílicas vacaciones en destinos paradisíacos alrededor del mundo, este verano ha optado por la costa malagueña, específicamente Marbella, donde ha pasado tiempo en compañía de amigos cercanos, como José María Amusátegui y su esposa.

A pesar de su discreción, se ha mencionado que Isabel Preysler podría viajar a Miami en los próximos meses para reunirse con sus hijos mayores, quienes residen en Estados Unidos. Esto sería una oportunidad para reencontrarse con su familia, ya que no ha visto a algunos de sus hijos en mucho tiempo, como es el caso de Enrique Iglesias, quien no asistió a la boda de su hermana Tamara.

En cuanto a su papel en la boda de Tamara, aunque no fue la madrina, desmintió los rumores de rivalidad con Carolina Molas, madre del novio, y afirmó que la relación durante el evento fue cordial y sin tensiones.

Aunque ha experimentado cambios en su vida personal, Isabel Preysler sigue manteniendo su elegancia y estilo característicos. Su decisión de mantener un perfil más bajo en los medios le ha permitido disfrutar de un verano más tranquilo y centrarse en su familia.

A medida que el verano llega a su fin, la posibilidad de su viaje a Miami para reunirse con sus hijos en Estados Unidos sugiere que la reina de corazones continúa adaptándose a nuevas situaciones y manteniendo los lazos familiares como una prioridad en su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *