Indignación en las redes por las brutales embestidas de un toro bravo en la plaza de Barbastro

Las redes arden de indignación en las últimas después de que se haya viralizado un vídeo del desencajonamiento del pasado miércoles 6 en la plaza de toros de Barbastro en el que se ve a un toro bravo embistiendo brutalmente a tres cabestros de tamaño más bien discreto con público en las gradas en las que también había niños pequeños acompañados de sus padres.

La propagación de las imágenes ha desatado las críticas y las peticiones de dimisiones de la corporación barbastrense se han sucedido desde diferentes ámbitos de la política y de las asociaciones protectoras de animales. Incluso el fiscal coordinador de la Unidad de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía General del Estado ha abierto diligencias de investigación en relación con un posible delito de maltrato animalla Fiscalía.

Pero el alcalde de Barbastro, Fernando Torres, ha rechazado de plano la polémica y que vaya a producirse ninguna dimisión, ni de su concejala de festejos ni de él mismo. “Fue un hecho aislado que no tuvo mayores consecuencias que las heridas que produjo en los cabestros, que ya están bien, porque es rotundamente mentira que los animales hayan muerto. Son fuertes y estuvieron muy bien atendidos por cuatro veterinarios y de hecho tenemos vídeos en los que se demuestra lo bien que están”, aseguró.

El regidor de la localidad del Somontano ha explicado que el desencajonamiento es un acto complicado en el que el ganadero y el empresario asumen un riesgo por los daños que pueden ocasionar las posibles embestidas y que sirve para mostrar la bravura de los toros al público que luego asistirá a la corrida.

En ese sentido, Torres ha mostrado su indignación “por las mentiras que estamos leyendo y por la utilización política que se está haciendo de un hecho aislado y normal que no ha tenido mayores consecuencias. Se trata de un acto que realiza un empresarrio en la plaza de toros”, ha aclarado. El alcalde también ha apuntado que tras comprobar el ímpetu del toro bravo desencajonado, se decidió que los dos toros pendients de salir fueran enviados directamente al interior de las dependencias de la plaza para evitar que se repitiesen las desagradables escenas que, por otra parte, ha querido desdramatizar “porque también se ven cogidas de toreros y en los encierros. Que haya niños es una cuestión que autoriza la ley en vigor y, en última estancia, se trata de una cuestión que depende de sus padres”, ha recordado.

En este caso concreto, Torres ha ampliado que la entrada incluía tanto el desencajonamiento como el espectáculo infantil posterior y algunos padres aprovecharon para entrar al primero de los dos espectáculos.

Cascada de peticiones de dimisiones

Las reacciones al vídeo se han sucedido. Como la de PACMA, que en una nota critica al Ayuntamiento de Barbastro y exige el fin de las actividades taurinas que, afirman, “no sirven para nada más que fomentar la violencia gratuita contra los animales y normalizar su dolor“.

La fundación animalista Franz Weber insiste por su parte, especialmente, en la presencia de menores en la plaza mientras se producían estos actos “de evidente violencia” que llega a calificar de “sádicos”.

Los naturalistas han advertido de que el Gobierno de Aragón, al promulgar normas que permite que participen menores en sueltas y encierros y al no exigir restricciones de acceso para determinadas edades, “está promoviendo que niñas y niños puedan contemplar y naturalizar el maltrato animal”.

Desde Chunta Aragonesista e Izquierda Unida también han reaccionado en contra y han pedido la dimisión o el cese de la concejala de Festejos de la localidad, Lorena Espiérrez.

“Este aberrante maltrato animal que se ha producido en la plaza de toros de Barbastro no puede quedar impune políticamente”, asegura el portavoz de CHA en Barbastro, José Luis Parra, en una nota de prensa.

CHA considera que sería necesario que la ley estatal de protección de la infancia prohibiera la asistencia y participación de menores en espectáculos taurinos y de maltrato animal.

Por su parte, IU considera que las imágenes del toro corneando a los becerros son “de una violencia extrema de maltrato animal” impropias de un espectáculo programado en unas fiestas patronales.

Vicente Guerrero, coordinador provincial de IU AltoAragón, asegura que son “unos actos impropios de una sociedad del siglo XXI” den los que se veja a los animales “como instrumento de espectáculo”.

IU también pide responsabilidades a la empresa organizadora de los actos taurinos “por no preservar la seguridad y la integridad de los animales en un espectáculo considerado de ámbito familiar”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *