Halilovic reconoce que se equivocó forzando su salida del Barça

Este 2024 se cumple una década del fichaje de Alen Halilovic al Barça. La dirección deportiva del club blaugrana le captó con 18 años, después de verle liderar a la selección de Croacia sub 17 en el Europeo y el Mundial que se disputó en 2013. En su país se le comparaba con Luka Modric y el Barça no dudó en abonar los cinco millones que pedía el Dinamo de Zagreb como inversión de futuro.

Halilovic era uno de tantos futbolistas llamados a ser estrella, pero se quedó por el camino. A sus 27 años parece haber encontrado su lugar en el Fortuna Sittard de la Eredivisie, después de un errante periplo que le ha llevado a pasar por ocho clubs de siete países diferentes. En una entrevista concedida a ‘The Athletic’ en la que echa la vista atrás, el centrocampista croata reconoce que se equivocó forzando su salida del Barça.

El Tottenham quería comprarme, pero el Barcelona era de mi estilo. Se trataba de tener la posesión y el balón en los pies. El primer año iba a jugar en el Barça B, luego me cedían a algún equipo de Primera y, al tercer año, decidían”, relata Halilovic.

Tras una primera temporada en el Barça Atlètic, se fue cedido al Sporting, pero a su regreso vio pocas opciones de integrarse en el primer equipo, tal y como le prometieron cuando fichó: “Los dos primeros años fueron perfectos en el Barça, pero esperaba tener una oportunidad en el primer equipo en el tercero. Entonces, me di cuenta de que Luis Enrique no me vio allí. Me iba a quedar un año más y el Barça decidió que tenía que volver a salir cedido, así que estaba un poco frustrado con todo. No quería volver a salir, así que dije: ‘A la mierda, yo me voy de aquí’.

El Barça recuperó la inversión realizada traspasando al centrocampista croata al Hamburgo por cinco millones, pero las cosas no fueron como Halilovic pensó. Las Palmas, Milan, Standard Liega, Reading, Birmingham, Rijeka… un paso atrás tras otro. Con el paso del tiempo, Halilovic entiende que su carrera hubiera sido muy distinta si hubiera tenido más perspectiva de futuro y no hubiera querido adelantar pasos en su carrera: “Viéndolo ahora, solo necesitaba ser paciente, entrenar y esperar”.

Messi era mi ídolo, pero Busquets es el mejor jugador con el que he entrenado

Es ahora en su madurez deportiva que aprecia la etapa que pasó en el Barça: “Aprendí mucho incluso entrenando con el primer equipo y pude jugar con Messi, que era mi ídolo. No es de este mundo, así que me lo esperaba, pero Busquets realmente me sorprendió. Es el mejor jugador con el que he entrenado. Ahora tengo 27 años. Puedo jugar diez años más y demostrar que puedo estar a gran nivel”.

Recuperada la ilusión, Halilovic considera que aún está a tiempo de triunfar: “Recibí una gran oferta de Arabia este verano porque he estado en grandes clubes. Querían darme mucho dinero, pero dije ‘no’ porque sigo pensando que, si estoy sano, puedo lograr algo grande. Algunos esperaban que yo fuera Modric, pero no fue posible”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *