“Ganar las Merrell Skyrunner World Series es un objetivo, y más después de este primer resultado”

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

El ya conocido como ‘Doctor Osanz’ ha arrancado la temporada de la mejor manera posible, consiguiendo un tercer puesto en la primera prueba de las Merrell Skyrunner World Series. Esto le da alas para perseguir el campeonato en un año en el que este joven corredor está extra motivado. A una asignatura de acabar la carrera de medicina, Osanz podrá dedicarse en cuerpo y alma a entrenar para conseguir sus objetivos deportivos.  

Cruzaste pletórico la línea de meta en Acantilados del Norte. ¿Qué significó ese tercer puesto para ti? 

Soy muy expresivo en la línea de meta. ¡Y un podio siempre da confianza para empezar la temporada! Así que acabé muy emocionado y contento. A mitad de carrera ya estaba disfrutando y sintiendo que podía estar delante. Y la verdad es que quise ser valiente y pude adelantar a Fréderic Tranchard al final.  

¿Cómo viviste esta primera carrera de las Merrell Skyrunner World Series? 

Tenía muchas ganas, y para mí ya había sido un triunfo llegar como he llegado, tanto física como mentalmente. El año pasado fue bastante duro a nivel mental, y he estado disfrutando del día a día, de entrenar y del deporte. Y he tenido un poco menos de presión mental y menos momentos malos. Así que, sabía que iba a ir bien porque estaba bien emocionalmente, y había entrenado muy bien. Y como decía, ya fue un premio estar aquí, y luego salió un buen resultado. 

En redes publicaste “Confiando en mí y en el planteamiento de carreras, he podido remontar en la parte final para volver al podium”. ¿Cuál fue ese planteamiento? 

Junto a Manu Merillas compartimos estrategia. Habíamos estado viendo el recorrido desde el miércoles, y sabíamos que los primeros kilómetros ya eran muy rápidos. Por las características del los rivales sabíamos que teníamos que guardar en esa primera parte rápida para en la segunda parte, a partir de ese km 8, apretar e intentar llegar hasta donde nos diera. Sabía que tenía que confiar en mí, porque al principio iba en la posición quince. 

Pero luego fuiste remontando

Sí, en un punto llegué hasta el séptimo. Y era muy importante que no fallase la cabeza y seguir con la confianza en el planteamiento que había hecho. A partir de ahí ya pude ir progresando, pero no fue fácil, porque iba muy atrás y hay que tener mucha sangre fría y que todo saliera perfecto.  

¿Este año vas a luchar por el campeonato? 

Sí, es un objetivo y más después de este primer resultado. Estaré en Calamorro el 6 de abril para seguir sumando puntos, y seguramente vuelva a competir en verano, en UTMB y en alguna prueba de las Golden. Luego volveré al circuito de Skyrunner en Gorbeia el 28 de septiembre… Así que sí, el objetivo es estar delante y para esto entrenamos y es lo que motiva. Es verdad que este año el nivel es increíble, y que quizá he elegido las pruebas en las que más nivel va a haber. Pero también me motiva correr contra ellos. 

Por tus condiciones, ¿prefieres más las carreras cortas y técnicas como las que ofrece el calendario de Merrell Skyrunner World Series? 

No soy un corredor especialmente técnico, pero sí que me desenvuelvo bien en carreras duras, terrenos de montaña pura, porque es lo que hecho desde pequeño. Y también por el tipo de entrenamiento que realizo, y aunque me considero un corredor rápido, disfruto más o me va mejor cuando la carrera es más dura. Técnicamente, sufro un poco más, pero también es verdad que es una motivación entrenar lo técnico, y creo que he mejorado bastante, aunque aún me queda mucho. Por mis características, estas distancias me gustan, me van bien, es verdad que la final creo que me perjudica un poco siendo realista. Es una prueba muy larga, pero hay que saber la mejor forma de competir y la verdad es que las carreras a las que he ido me gustan y las conozco. 

Tú eres más de subir… 

Sí, subir. ¡Siempre subir! Yo empecé haciendo kilómetros verticales, aquí en La Palma casi todo el mundo me conocía por eso, porque gané el vertical de Tranvulcania en el año 2019, con 20 años. Siempre he hecho vertical, lo que pasa es que ahora ya me he pasado a la distancia. Pero, siempre he sido de subir, con mucha diferencia… cada vez hay menos diferencia, pero la sigue habiendo.  

Toda tu familia también es aficionada a correr y a la montaña. El camino ya lo tenías marcado… 

Empecé en la montaña desde muy pequeño, con ocho o nueve años ya subía con mi padre. No me gustaba mucho, porque estábamos andando once o doce horas. Pero soy muy competitivo, y caminaba solo para que mi padre después dijera que la había hecho. Estos fueron mis inicios, y luego hice un par de años de atletismo a partir de los catorce años, y a los dieciséis empecé con carreras por montaña… Creo que llevo ya once temporadas de trail running.  

¿Cómo compaginas tus estudios de medicina con los entrenamientos y la competición? 

Ahora mismo muy bien, porque ya solo me queda una asignatura. Haré el examen en mayo o junio y, si apruebo, ya podré decir que soy médico. Vivo mucho mejor, pero es verdad que en los años anteriores ha sido más duro… Tenía que ir al hospital de 8h a 15h o hacer el TFG, y entrenar por las tardes o cuando podía. Intentaba ser organizado, pero en los últimos años ya no compaginaba nada. Lo que hacía era que cuando entrenaba, entrenaba, y cuando estudiaba, estudiaba. Iba a la biblioteca a las nueve de la mañana y salía a las ocho de la tarde y me iba a correr a las nueve una hora aproximadamente, y sabía que era lo que tenía que hacer en ese momento.  

¿Cuando acabaste exámenes ya pudiste dedicarte a entrenar? 

Exacto. Entonces, lo de compaginar es bonito, pero medicina es una carrera en la que tienes que estudiar y que hay que aprobar o sacar una nota determinada en exámenes muy difíciles, tienes que exigirte lo máximo, igual que en el deporte. Así que cuando estoy en la medicina, estoy en la medicina, y cuando estoy en el deporte, pues estoy a tope en el deporte. Se trata de separarlo… porque compaginarlo es muy complicado.  

¿Te dedicarás enseguida a la medicina, o te ves compitiendo hasta más allá de los 40 años como el mítico Miguel Heras? 

¡Miguel es la máxima admiración! Aunque yo me veo compitiendo, pero no tanto tiempo. La verdad es que el deporte exige mucho, y después de un año duro a nivel mental, afortunadamente ahora me puedo dedicar al trail running de manera profesional y bien. Los años que lo haga, quiero hacerlo bien y por suerte tengo estabilidad con Adidas, es mi quinta temporada con ellos y espero seguir con un contrato profesional. Y en el momento en el que esto no me compense, haré el MIR y me dedicaré a la medicina.  

Pero por el momento te centras en correr. 

Al menos un par de temporadas más voy a hacer a nivel profesional. Si son más, si me siento cómodo y puedo hacerlo bien, seguiré. Si veo que no compensa haré el MIR. Me veo corriendo, pero después trabajando de médico antes de los 40.  

Los jóvenes cada vez apretáis más en las carreras por montaña, sobre todo en distancias medias o maratón, ¿quién es para ti un corredor de tu generación a tener muy en cuenta? 

De mi generación, Sara Alonso, porque creo que ha encontrado una estabilidad en la forma de correr. Creo que después de pasar la lesión se ha recuperado bien y creo que puede hacerlo muy bien en esta temporada y la siguiente.  

Si no tuvieras el trail running, ¿qué otro deporte te gustaría practicar? 

He hecho mucho ciclismo estos años entrenando. He podido compartir entrenamientos con corredores profesionales, y la verdad es que me motiva mucho. Es un deporte muy complicado, pero que me gusta muchísimo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *