Fluminense elimina a Olimpia y se medirá a Internacional en semis

Con un doblete del argentino Germán Cano, el Fluminense superó por 1-3 (1-5 en el global) al Olimpia paraguayo en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores, y selló su clasificación a la semifinal, instancia en la que se medirá con el también brasileño Internacional. El ‘Flu’ no se dejó intimidar por un rival que lo presionó todo el encuentro y supo mantener la calma en la zaga defensiva, que le bastó para definir el encuentro ante el Decano, que puso toda la carne el asador, presionó todo lo que pudo, pero no le alcanzó.

Desde antes de iniciar el encuentro, los hinchas del cuadro local intentaron presionar a su rival con un enorme mosaico que desplegaron en las gradas de un colmado estadio Defensores del Chaco, que hacía gala de las tres veces que conquistaron este certamen, en las ediciones de 1979, 1990 y 2002. “Elijo creer”, se leía en el colorido armado.

Como era de esperarse, el equipo local inició con la presión alta. Y por poco sorprende en los primeros segundos del encuentro tras un mal despeje del portero del ‘Flu’, Fábio, que interceptó el ariete argentino Facundo Bruera, pero el rebote del balón se fue desviado por poco del marco visitante.

En tan solo 10 minutos Fábio ya se convertía en héroe al detener dos disparos de cabeza con dirección de gol. La apuesta de Olimpia era muy arriesgada, con todas sus líneas adelantadas y la presión constante sobre su rival. El técnico local, Francisco ‘Chiqui’ Arce, envió hasta ocho jugadores a atacar y puso sobre los hombros de sus defensas Mateo Gamarra y el colombiano Jhohan Romaña la enorme responsabilidad de frenar cualquier contraataque. Y la pagó muy caro, porque en el minuto 23 el delantero John Kennedy se escapó en una galopada de 30 metros y definió cruzado de derecha ante la portería defendida por Juan Espínola.

Con la desventaja en el marcador 0-1 (0-3 en el global) los locales intensificaron la presión. Necesitaban tres goles para forzar la definición de la llave a través de la tanda de penaltis. Mientras, los dirigidos por Fernando Diniz mantenían el orden en la zaga, bajo el liderazgo de Felipe Melo y Nino. Pero, cerca del final del primer tiempo, el lateral Facundo Sabala desbordó por la banda izquierda, eludió la marca de Samuel Xavier y definió de derecha al palo más alejado de Fábio, que nada pudo hacer. Con el encuentro igualado 1-1 y con la obligación de anotar al menos dos goles más, Olimpia volvía a soñar con la hazaña.

En el segundo tiempo ‘Chiqui’ Tapia notó el cansancio de sus jugadores y metió a Derlis González y Hugo Fernández por Bruera y Torres, respectivamente. Pero todo cambió cuando Fernando Cardozo recibió la segunda tarjeta amarilla y fue expulsado, dejando a su equipo con un jugador menos. Fluminense sacó provecho de lo anterior y aumentó el marcador con un tanto de Cano en el minuto 80.

Fue todo para Olimpia. Un verdadero mazazo psicológico del que no pudo recuperarse y ya con los brazos caídos, cedió espacios y Cano aprovechó para anotar su segundo gol de la noche en el minuto 93.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *