¿Existen las bacterias carnívoras, como la que han dejado sin una pierna a la modelo Jennifer Barlow?

Hace pocos días un modelo estadounidense, Jennifer Barlow, narraba cómo había sufrido la amputación de una de sus piernas. La causa, la infección por una ‘bacteria carnívora’ producida mientras nadaba en el mar. La infección derivó en una fascitis necrotizante que la mantuvo, según la paciente, tres meses ingresada en un hospital. 

La noticia ha dado la vuelta al mundo, y en ella siempre se habla de ’bacterias carnívoras que viven en el mar’. Pero ¿existen realmente ‘bacterias carnívoras’ que nos puedan atacar en el mar?

Los especialitas responden a todas las preguntas

Para conocer la realidad de esta preocupante noticia y evitar alarmas innecesarias en la población ante estas informaciones, el Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas y Sepsis (GTEIS) de la Sociedad Española de e Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) quiere aclarar todas las dudas sobre este tipo de infecciones bacterianas y las consecuencias que pueden tener en nuestro organismo, ya que su desconocimiento suele ser origen de controversia y alarma.

Como indica el doctor David Andaluz, coordinador del GTEIS de la SEMICYUC y médico Intensivista del Complejo Asistencial Universitario de Palencia,:

“Es importante conocer el alcance de una infección, pero igualmente lo es saber las posibilidades y el contexto en el que se pueden dar, así como las herramientas que tenemos actualmente para tratarlas y evitar que vayan a más”.

¿Existen las bacterias carnívoras?

Leer bacterias carnívoras da miedo. Pero debemos estar tranquilos porque NO existen bacterias carnívoras.

Lo que sí existe es un variado grupo de bacterias de diferentes géneros que, entre otros focos, pueden causar infecciones que afectan a la piel, a los tejidos subyacentes y, en los casos más graves, a la fascia (la membrana que rodea al músculo). En este último caso es cuando hablaríamos de fascitis necrotizante, explica el doctor Andaluz.

¿Cómo atacan a nuestro organismo bacterias como la “Vibrio Vulnificus”?

La “Vibrio Vulnificus” es una de las bacterias que existe de forma natural en las aguas costeras y que según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos “raramente causa enfermedades”.

Cuando lo hace, la infección se inicia generalmente en la piel, a través de una herida o un traumatismo local, y como detallan desde la SEMICYUC:

“Las bacterias proliferan produciendo toxinas y enzimas que favorecen la extensión de la infección en profundidad, generando necrosis de los tejidos subyacentes y de la fascia, además de la formación de coágulos de los microvasos”. 

Cuando esto se produce puede provocar un daño orgánico, bien en la zona donde se ha producido la infección, bien a otras zonas (riñón, hígado, pulmones, etc).

“En esta situación, hablaríamos de una sepsis con evolución a fracaso multiorgánico, que es lo que podría llegar a producir la muerte del paciente”. 

¿Existen las bacterias carnívoras? |

¿Son infecciones frecuentes?

No. Según los cálculos de los intensivistas se producen de 0,3 a 15 casos por 100.000 habitantes. Además, estas infecciones pueden ser de dos tipos: 

Tipo I: suele ser causada por varias bacterias y suele afectar a personas que padecen enfermedades crónicas hepatopatía, diabetes o inmunodepresión.Tipo II: en estos casos la infección está causada por una sola bacteria, habitualmente del género Streptococcus o, menos frecuentemente, Staphylococcus, que afecta a gente más joven, con pocos problemas de salud pero que pueden tener antecedentes de uso de drogas por vía intravenosa, traumatismo o cirugía reciente.

¿Infectarse por estas bacterias implica sufrir una fascitis necrotizante?

Tampoco. No debemos olvidar que convivimos de forma habitual con estas bacterias. Así que si produce una infección, que esta evolucione a una fascitis necrotizante solo se da en un porcentaje pequeño de pacientes con los factores de riesgo ya mencionados, en los que dichos patógenos producen una infección en la piel. 

Si se produce un diagnóstico y tratamiento temprano la infección no tiene el por qué ir a más. 

No se trata de bacterias asesinas, pero en ciertas circunstancias pueden causar una septicemia | Hiroyuki Ito, Akane Shibayama, Mariko Abe, Shinichi Antoku, Hiroko Nawata, Miyuki Isonishi, Masaki Fujita, Shojiro Kato

¿La fascitis necrotizante obliga a la amputación del miembro infectado?

No. “Solo en casos extremos y con mala evolución puede llegar a ser necesaria la amputación de la zona afectada”, explican los especialistas. 

Antes de llegar a este extremo, se tratará la fascitis necrotizante realizando una intervención quirúrgica para abrir la lesión, limpiarla y eliminar el tejido muerto o dañado (desbridamiento), y se administrarán antibióticos al paciente. 

“Además, es recomendable realizar revisiones quirúrgicas de la zona de forma periódica (24-48 h.), con lavado de los tejidos afectados y desbridamiento, según sea necesario”, añaden los intensivistas.

¿Un paciente con fascitis necrotizante puede morir?

“La fascitis necrotizante tiene una mortalidad elevada que va a depender de diferentes factores, tales como las características del paciente o del germen causante. En general se habla de una mortalidad que oscila entre el 15 y el 30%”. 

Todo va a depender de dos circunstancias, que la patología sea diagnosticada a tiempo y que se proceda a aplicar un tratamiento agresivo. 

Pero no solo es la mortalidad. Esta enfermedad que ahora atribuímos a “bacerias carnívoras” si no es no tratada a tiempo, puede producir lesiones de gravedad.

“Por ello el manejo de estos pacientes debe realizarse en un Servicio de Medicina Intensiva, ya que requieren de una estrecha monitorización, curas y cuidados de enfermería frecuentes, sedoanalgesia intensa y, frecuentemente, técnicas de soporte orgánico (ventilación mecánica, diálisis, etc)”, concluyen desde la SEMYUC. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *