¿Esperanza Mbappé? El Real Madrid, rey de los bombazos el último día de mercado

El mercado de fichajes se acerca a su fin. El próximo 1 de septiembre a las 23:59 cerrará en España la ventana estival de traspasos, espacio abonado para las maravillas y los bombazos. Para los giros inesperados de último momento. Un campo en el que, paradójicamente, se mueve a la perfección el Real Madrid, club al que todos miran de cara a ese último día con la esperanza de que quizá se pueda dar la sorpresa con nombre de delantero francés. La historia reciente de los blancos alimenta (aunque sea levemente) la esperanza de un bombazo Mbappé.

Porque, salvo sorpresa, el Real Madrid no hará más movimientos en el mercado de fichajes. Ancelotti ya lo anunció en rueda de prensa. “La plantilla está cerrada al 100%”, dijo rotundo el italiano. Después llegó la lesión de Vinicius (seis semanas de baja) y todo se mantuvo igual. Con tres victorias consecutivas y Bellingham enrachado, nada parece que pueda modificar esa hoja de ruta que en tantas ocasiones cambió de guion en el último segundo del último día de fichajes. Hasta cinco grandes movimientos del Real Madrid se produjeron sobre la bocina. A saber, los fichajes de Ronaldo (2002), Sergio Ramos (2004) y Bale (2013) amén de las salidas de Robinho al City (2008) y Özil al Arsenal (2013). ¿Será Mbappé el próximo protagonista de este catálogo de bombazos?

Reyes del última hora

De los tres fichajes que el Real Madrid ató en el último segundo, quizá el más icónico es el de Ronaldo, del que ya se van a cumplir 21 años y que supuso un movimiento telúrico. Primero, porque era el retorno de ‘O Fenómeno’ a España tras su paso por el Inter. Segundo, porque suponía ver de blanco a un icono reciente del FC Barcelona. Además, Ronaldo llegaba justo después de coronarse en el Mundial de Corea 2002. El Real Madrid pagó 42 millones al Inter de Milán. La operación se cerró a minutos de que se bajara el telón del mercado. Fueron icónicas aquellas imágenes de Valdano (entonces director deportivo merengue) y Florentino, casi de madrugada, desde las oficinas del Bernabéu, tratando de cerrar el pacto.

Pero luego hubo más. El fichaje de Sergio Ramos desde el Sevilla (primer español que fichó Florentino Pérez como presidente blanco tras su primera temporada) se ejecutó el último día mercado. Como el de Bale. Pero en ambos casos se daba ya por descontado el movimiento desde mucho antes. Algo parecido a lo que sucedió con las salidas de Robinho (éste con Ramón Calderón en 2008) y de Özil. El alemán se fue precisamente para dejar su hueco a Bale. También en 2015 el Real Madrid estuvo a punto de cerrar un fichaje de último minuto, pero el ‘fax’ se estropeó. De Gea no se convirtió en jugador merengue por un defecto de forma en las comunicaciones. Aquello también frenó la salida de Keylor Navas rumbo al Manchester United.

Con Rivaldo empezó todo

En España, el movimiento más icónico del cierre de mercado quizá lo protagonizó Rivaldo. El mediapunta brasileño firmó por el FC Barcelona el 31 de agosto de 1997 por el valor de su cláusula, 4.000 millones de pesetas, abonados al Deportivo de la Coruña. Aquel movimiento impidió que el Depor encontrara recambio del atacante porque entonces la legislación no estaba preparada para estos volantazos. El caso Rivaldo cambió la legislación. Desde entonces, la RFEF permite que los equipos que vean como sus jugadores se marchan a otro conjunto por el pago de la cláusula dentro de una ventana de traspasos cuenten con 30 días extra de gracia para poder fichar un sustituto si así lo desean.

Los últimos bombazos del mercado

En los últimos cuatro años ha habido de todo en el último día del mercado de fichajes. En 2019, por ejemplo, el Sevilla fichó a Chicharito y Bono. También se inscribió a Vinicius como jugador del Real Madrid. En 2020 hubo sequía de pelotazos. Lo más destacado de aquel mercado que cerró el 5 de octubre por las consecuencias de la Pandemia fue la llegada de Torreira al Atlético desde el Arsenal.

Más agitados fueron los dos últimos mercados. En 2021 Griezmann retornó al Atlético de Madrid y el FC Barcelona firmó a Kun Agüero y Luuk De Jong, éste último, procedente del Sevilla. El año pasado los culés ataron a Bellerín y Marcos Alonso ese último día. El Atlético logró la cesión de Reguilón, la Real fichó a Sadiq y el Valencia, a Cavani. ¿Cuáles serán los bombazos de este actual mercado en 2023?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *