Emilio Gutiérrez, defensor del ADT, se graduó como ingeniero civil: “Nunca es tarde para estudiar”

El fútbol y los estudios pueden ir de la mano, si uno se lo propone. Un claro ejemplo es Emilio Gutiérrez, defensor del ADT, quien acaba de agraduarse como ingeniero civil, tras culminar sus estudios en la Universidad Católica Los Ángeles de Chimbote.

PUEDES VER: De lavar carros a ser uno de los mejores jugadores del fútbol peruano y tener su propia flota de autos de lujo

—¿Cómo hacías para estudiar y jugar al fútbol?

—Fue un poco complicado por los entrenamientos, viajes, concentraciones y los partidos. Las clases se cruzaban y había días que recuperaba las lecciones en las madrugadas para cumplir mis deberes con la universidad. Así de a poco fui encontrando el ritmo.

—¿De madrugada?

—Tenía que aprovechar las madrugadas para recuperar las clases, subsanar algunos temas o realizar los trabajos que me dejaban.

—En las concentraciones te la pasarías estudiando.

—Sí, y los fines de semana a veces se complicaba porque tenía clases, pero eso no fue ningún impedimento.

—¿Los profesores te daban facilidades?

—Me entendían y me daban facilidades porque sabían que a veces se me cruzaban las clases con el fútbol.

—¿Qué te dijo el profesor Franco Navarro al graduarte?

—El profesor Navarro y mis compañeros me felicitaron. Algunos me preguntaban cómo hacía para jugar y estudiar a la vez, les decía que todo se pude lograr cuando se proponen las cosas. Hernán Rengifo me felicitó y organizó un compartir con los compañeros por mi graduación, es un gran compañero, buen profesional y gran persona.

—¿Por qué la carrera de ingeniería civil?

—Siempre me gustaron los números, en el colegio sobresalía en matemáticas. Esa profesión tiene mucho campo de acción para desarrollarme.

—¿En algún momento pensaste dejar los estudios?

—En el quinto ciclo dejé de estudiar por el fútbol y por el cuidado de mis hijos. Un periodo estuve sin jugar por las lesiones y aprovechando el tiempo por la pandemia y gracias al apoyo de mis padres y mi esposa, me animaron a retomar los estudios porque el fútbol no dura toda la vida. Tenía claro que debía acabar la carrera por mis hijos, para darles un mejor futuro.

CAMPEÓN EN COPA PERÚ

—¿Qué momento fue complicado llevar el fútbol y los estudios en paralelo?

—Eso fue en la finalísima de la Copa Perú 2021, cuando logramos el ascenso con ADT, porque los partidos eran seguidos y se me cruzaban con las clases y los exámenes. Gracias a Dios todo salió bien y logramos el objetivo.

—¿Tras lograr el ascenso con ADT pudiste hacer un mejor contrato?

—Sí. La mayor parte de mi carrera la hice en Copa Perú, salvo con José Gálvez en Primera en 2012. Jugar en Liga 1 es especial y esperemos que ADT pueda clasificar a un torneo internacional.

—¿Trabajaste en otra cosa?

—Antes de ser futbolista trabajé un tiempo como profesor de danzas, me encanta lo que es folclor, que es una forma de cultivar nuestra cultura.

—¿Tienes algún negocio o emprendimiento?

—Importo artículos para ofrecer al público, como artículos de Navidad.

—¿Qué planes te has trazado?

—Voy a seguir jugando al fútbol hasta cuando pueda. Luego, una meta que me he trazado es tener mi propia constructora.

—¿Qué mensaje le darías a los chicos?

—A los chicos, no solo que están en el fútbol, sino en general que nunca es tarde para estudiar y tener un futuro mejor. En el fútbol si se es bueno, te puede ir bien, pero siempre es bueno estudiar una carrera profesional o técnica para saber defenderte en la vida. El tiempo pasa, el cuerpo envejece y si no tienes algo asegurado, pueden venir las lamentaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *