El serio aviso de uno de los grandes inversores de Barça y Madrid

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

La evolución de las nuevas tecnologías y la globalización amenazan con poner punto y final a la hegemonía del fútbol europeo si los grandes clubs no adoptan un nuevo plan de gestión que les permita conectar con las nuevas generaciones. Esta es la advertencia de Alan Waxman, ex socio de Goldman Sachs y cofundador de Sixth Street, el fondo de inversión que adquirió el 25 por ciento de los derechos de televisión del Barça durante 25 años y el 30 por ciento de los derechos de explotación de eventos en el nuevo Santiago Bernabéu.

“Cada vez hay más formas de entretenimiento que la gente, especialmente los jóvenes , pueden consumir “, explica Alan Waxman en ‘Financial Times’: “Si no creas más interés, puedes empezar a perder seguidores y, una vez que empiezas, es difícil recuperar a la gente. Por eso las mejores empresas innovan antes de que eso suceda”.

En este sentido, el cofundador de Sixth Street considera que la clave está en invertir en nuevas experiencias: “Si no lo hacen así corren el riesgo de perder prestigio y protagonismo”. Para Waxman, el plan de gestión debe ir enfocado a diversificar los ingresos aprovechando los numerosos seguidores que los grandes clubs arrastran por todo el mundo. Todo ello, sin olvidar la necesidad de mejorar los estadios y las infraestructuras para ofrecer una mejor experiencia y una mayor oferta a los aficionados.

El Real Madrid acaba de estrenar el nuevo Santiago Bernabéu, mientras que el Barça está en plena remodelación del Camp Nou, una remodelación que irá acompañada de la urbanización del entorno en el ambicioso proyecto Espai Barça que permitirá al club blaugrana multiplicar sus ingresos.

Los dos grandes de la Liga están a la cabeza de esta adaptación a nuevos planes de gestión y la prueba es que lideran el proyecto de la Superliga. Waxman no quiso entrar a analizar el proyecto, pero dejó una sentencia que puede interpretarse como un guiño a esta nueva fórmula que amenaza con poner en jaque el monopolio de FIFA y UEFA: “El fútbol europeo necesita un cambio estructural que ofrezca partidos más importantes con los que entusiasmar a los aficionados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *