El Racing rentabiliza las carencias del Elche

El Racing de Santander aprovechó las dudas y la irregularidad en el juego del Elche, que sigue sin despegar esta temporada, para sumar su primer punto como visitante en el presente campeonato.

El conjunto cántabro, superado en la primera parte, aprovechó su momento tras el descanso para empatar e incluso rozó la victoria en el tramo final del partido, cuando el Elche, al que una vez más condenaron su falta de pegada y sus lagunas defensivas, se quedó con un jugador menos por la expulsión de Carlos Clerc.

Elche y Racing saltaron al campo decididos a imponer su estilo. El equipo ilicitano, herido en su amor propio por el mal inicio de la Liga, ofreció su versión más dinámica y vertical, mientras el conjunto cántabro intentó elaborar el juego.

Arana, con dos disparos, probó los reflejos de Badía, mientras el Elche, con Febas como organizador, buscó la profundidad de sus extremos para generar peligro.

Poco a poco el Elche fue imponiendo su estilo y prolongando sus llegadas al área. Febas rozó el gol con un disparo ajustado y Ezkieta salvó al Racing tras un remate de cabeza de Mourad.

El partido se abrió para el Elche a la media hora de juego. Una pérdida de balón de Mantilla fue penalizada por Clerc, que aprovechó el carril para profundizar y poner un balón atrás que el argentino Nico Castro pasaportó a la red.

El tanto descompuso al Racing y dio alas al Elche, que por momentos desbordó a su rival. Nico Castro, tras un lanzamiento de falta, y Josan, con un disparo bloqueado por la defensa, cerraron una primera parte en la que el Racing acabó contra las cuerdas.

Tras el descanso, el técnico visitante, José Alberto López, agitó a su equipo con la entrada de Peque, determinante en el partido, y Andrés Martín y el Racing cambió en ataque de forma radical.

El conjunto cántabro avisó con un remate de Mantilla que salvó Badía y poco después fue Arana el que culminó con el tanto del empate una brillante acción colectiva.

El Elche despertó y recuperó el control del juego, convirtiendo a Ezkieta en el hombre del partido.

El guardameta despejó un disparo peligroso de Febas y, poco después, sacó una mano prodigiosa para frustrar un remate a quema ropa de Nico Castro.

Cuando más apretaba el Elche llegó la expulsión de Clerc, quien derribó a Ekain cuando se marchaba solo hacia el área ilicitana.

El Racing, con un jugador más, pasó a dominar por completo el juego ante un Elche replegado. Los dos equipos tuvieron opciones de llevarse el partido hasta el último instante, pero el marcador ya no se movió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *