El neozelandés Fox gana en el último suspiro el BMW de Surrey, con Rahm cuarto

El neozelandés Ryan Fox, con remontada incluida, un ‘birdie’ final para un último recorrido con 67 golpes (-5), y un total de 270 (-18), hizo suyo el BMW PGA Championship, que se disputó en el Wentworth Club (Surrey, Inglaterra), del Circuito DP World Tour, con el español Jon Rahm en la cuarta plaza.

La victoria de Fox (36 años), su decimoséptima con profesional, la cuarta en el Circuito Europeo, llegó con un ‘birdie’ en el último hoyo, que deshacía el empate al que había llegado el inglés Tyrrell Hatton poco antes también con un ‘birdie’ en el hoyo final, fue inesperada en el inicio de una jornada marcada por el viento y una tormenta que obligó a un parón del juego de hora y media.

Y es que Fox que afrontó la última jornada a tres goles del entonces líder Ludvig Aberg y cometió de inmediato un ‘triplebogey’ (hoyo 3) que parecía dejarle fuera de la lucha por el triunfo. No fue así, se repuso de forma espectacular y con 8 ‘birdies’ se llevó el torneo.

Dejó atrás a la totalidad del jugadores europeos que afrontarán la cercana Ryder Cup (finales septiembre, en Roma) y que se ‘entrenaron’ en este torneo inglés. Evidenciaron buena forma, pues 8 de los elegidos acabaron entre los diez primeros.

Dos de ellos le pelearon el triunfo a Fox hasta el final: Hatton, que forzó el entonces empate a -17, tras una cuarta tarjeta con 66 golpes; y Rahm, que terminó con -16 tras un 68 final (-4), a dos golpes de Fox y que llegó en el último hoyo a patear para un ‘eagle’ que le hubiera dado en ese momento también el empate en la cabeza.

Rahm presentó una cuarta tarjeta con un ‘eagle’ (hoyo 12), seis ‘birdies’ y cuatro ‘bogeys’. Le valió la cuarta plaza, a dos golpes. Lo importante es que se mostró en buena forma para liderar a Europa en la Ryder romana.

Compartió la segunda plaza con Hatton el también inglés Aaron Rai, este no miembro Ryder, pero que hizo un torneo muy regular.

Se hundió de forma inesperada el joven sueco Ludvig Aberg, la ‘nueva joya’ del golf europeo, en el equipo europeo de la próxima Ryder Cup con tan sólo tres torneos DP Wold Tour, pero un brillante historial en el golf universitario estadounidense y aficionado. Salía líder, tras tres brillantes jornadas, pero se fue pronto de la cabeza y acabó décimo con -12, tras un mal 76 (+4).

Del resto de españoles, Jorge Campillo acabó en -8; Adrián Oategui con -5; Rafa Cabrera y Santi Tarrió, con -2; y Adri Arnaus con -1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *