El Leganés se afianza en la zona alta tras encadenar su cuarta victoria consecutiva

El Leganés volvió a dejar claro que no está dispuesto a sufrir las dificultades que pasó la anterior campaña y se afianzó en la parte alta de la clasificación tras encadenar su cuarto triunfo consecutivo al derrotar este sábado por 2-0 a un Huesca que tras cinco jornadas sigue sin conocer la victoria.

Una circunstancia que condenó a los de Ziganda a continuar una semana más anclados en los puestos de descenso; todo lo contrario que el conjunto madrileño que se situó en la zona de ascenso directo tras auparse a la segunda plaza.

Privilegiada posición que debe en gran medida al delantero Miguel de la Fuente, uno de los refuerzos del equipo “pepinero” para la presente temporada, que desniveló a los cuarenta y dos minutos un cerradísimo encuentro con una jugada plena de potencia

De nada sirvieron las varias tarascadas con las que el defensa francés Jeremy Blasco trató de frenar la progresión del atacante madrileño, que a base de fuerza y determinación llegó hasta la línea de fondo y puso un balón en el interior del área que Jorge Miramón convirtió en el 1-0.

El Huesca apenas llegó a la portería contraria en toda la primera mitad con excepción de una internada en el área de Joaquín que resolvió con más que un apuro el guardameta local Diego Conde tras un error en la salida del balón de la zaga del conjunto “pepinero”.

Un panorama que cambió por completo con la salida al inicio del segundo período de Hugo Vallejo y, sobre todo, del centrocampista Javi Mier, que con su trabajo y capacidad de llegada le dio una dosis de mordiente extra al cuadro aragonés.

De hecho, Javi Mier, que llegó este verano al Hueca procedente del Oviedo, pudo establecer la igualada a los 52 minutos de juego tras estrellar en el larguero un balón servido por Gerard Valentín.

No fue la única madera del encuentro ya que quince minutos después, en el 67, el poste impidió que Dani Raba sentenciara definitivamente la contienda para el Leganés al repeler un disparo desde la frontal del área del atacante “pepinero”.

Ocasiones que reflejaron el ida y vuelta en que se convirtió por momentos el partido en el tramo final de la segunda parte, en la que el Huesca se volcó sobre el campo rival en busca del ansiado empate.

Pero ni Javi Martínez, con un tiro desde fuera del área, ni Gerard Valentín, con un flojo cabezazo, pudieron sorprender al portero Hugo Conde, que todavía no sabe lo que es encajar ningún tanto desde que se hiciera con la titularidad en la tercera jornada por la lesión de Dani Jiménez.

Solidez defensiva a la que este Leganés suma una notable capacidad para penalizar los errores rivales como al pérdida de balón que permitió a los de Borja Jiménez asegurarse los tres puntos con una formidable galopada del Enric Franquesa que estableció en el 77 el definitivo 2-0.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *