El Gobierno emplea el aval del Supremo a los indultos para impulsar su negociación con Junts

El Gobierno continúa sin aclarar si habrá amnistíao alguna medida de efectos similares, sobre el ‘procés’. Se limita a abrir la puerta a una ley de este tipo y a evitar asegurar, como había defendido hasta ahora, que sea inconstitucional. El discurso tiene muchas similitudes con el que el PSOE ya empleó durante la legislatura pasada para preparar el terreno ante la rebaja de la malversación y los indultos. De hecho, este jueves el Ejecutivo ha recibido una buena noticia del Tribunal Supremoque ha archivado los recursos contra las medidas de gracia, una decisión que han empleado los principales colaboradores de Pedro Sánchez para impulsar su negociación con Junts per Catalunya. 

“Total respeto a las decisiones judiciales. Pero quiero expresar también la satisfacción del Gobierno por haber ratificado la total legalidad de los indultos concedidos en 2021”, ha señalado el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños. En rigor, el Supremo no entra a valorar los indultos. La decisión de los magistrados, relativa a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, se limita a desestimar los recursos al considerar que los recurrentes, Vox y los exdiputados de Ciudadanos Inés Arrimadas y Carlos Carrizosa, carecen de legitimación.

El ministro, en cualquier caso, ha colocado el posible carpetazo judicial al ‘procés’, que es el asunto sobre el que gira la negociación con el partido de Carles Puigdemontfrente al espejo de la medida de gracia a los líderes independentistas, que en su momento, como ahora la hipotética amnistía, levantó una enorme polémica. “Los indultos fueron un paso importante para la convivencia en Catalunya. En aquel momento fue una decisión valiente, que mucha gente no entendió, pero que dos años después todo el mundo sabe que fue una decisión acertada y útil, que sirvió para la convivencia y para curar heridas. Ese es el camino y ese es el propósito que tiene el PSOE”, ha señalado Bolaños, uno de los principales negociadores de Sánchez con el independentismo catalán. 

La manifestación del PP

Por eso, a la luz de cómo ha cambiado la situación en Catalunya, el Gobierno en funciones no acaba de entender la manifestación anunciada por el partido de Alberto Núñez Feijóo contra la posible amnistía. La convocatoria tendrá lugar el 24 de septiembre, solo dos días antes de que el líder conservador se someta a su propio intento de investidura, abocado al fracaso ante la falta de apoyos. 

“Cuando no gobierna, el PP siempre dice que está en riesgo la unidad de España. ¿De verdad alguien cree que hoy hay mayor riesgo que en 2017? -se ha preguntado el ministro-. Hubo referéndums y leyes de desconexión. Fue una catástrofe y hubo una gestión incompetente por parte del PP. Este Gobierno siempre ha trabajado por la convivencia. Estamos en curar heridas y en cumplir con la Constitución”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *