El elogio de Quique Cárcel a Míchel: “Es fundamental”

El director deportivo del Girona, Quique Cárcel, argumentó este jueves que Míchel Sánchez “es fundamental en el crecimiento del club” y un entrenador “valiente, que cree en el talento”.

“Si sigue a este nivel nos podemos encontrar con que no continúe en algún momento, pero tengo la sensación de que es una persona súper agradecida. Una persona súper ambiciosa, pero que también sabe que puede hacer grande al Girona y que siente que el Girona quiere hacer grande a Míchel y eso puede ser un binomio muy interesante para que las dos partes consigamos grandes cosas en este camino”, aseguró.

Cárcel, director deportivo del Girona desde 2014 y recientemente renovado hasta 2027, admitió, en rueda de prensa, que ha pasado malos momentos a lo largo de su trayectoria en Montilivi y siempre se ha sentido “en el ojo del huracán“.

Sin embargo admitió que su situación “ha cambiado mucho” desde la llegada de Míchel: “Estoy muy feliz. Me siento con muchas fuerzas para seguir”. Se siente agradecido, valorado y protegido en el club y está viviendo su “mejor momento”.

Destacó que el Girona es un club con “estabilidad” que en los últimos diez años ha vivido “un camino que no hubiera podido imaginar”.

Estamos en una de las mejores ligas del mundo, jugando contra equipos muy grandes y con mucha historia, y hay que tener mucha humildad, tener los pies en el suelo, pero eso debe ir de la mano de tener ambición, de querer dar pasos para que el Girona sea un club estable en Primera“, comentó Cárcel.

En este sentido dijo que, para crecer, la idea del club “es vender”. “Somos los primeros que queríamos vender y si hubieran llegado ofertas que se aproximaran al valor real del jugador se hubieran aceptado porque creemos en el crecimiento mediante las ventas porque hacen que los límites salariales sean mucho mejores”.

Remarcó que ventas como las de Santi Bueno o Oriol Romeu contribuyen al crecimiento del club, aunque admitió que la salida del centrocampista al Barcelona provocó un momento de “estrés” y de “dificultad” porque era un “jugador muy importante, alguien que hace mejores a sus compañeros, y cuando el Barça vino a por él fue un momento complicado. Pero hay confianza en jugadores como Yangel [Herrera], Aleix [García], Iván [Martín]”.

El club se planteó y trabajó para incorporar jugadores de perfil similar a Romeu, pero el nivel ofrecido por el equipo en la pretemporada y en este inicio de curso hizo cambiar de estrategia y se apostó por “un jugador de futuro”: Jhon Solís, un centrocampista colombiano de 18 años fichado por cinco millones.

Sobre Romeu explicó que no tenía una cláusula de rescisión alta porque en el momento de su fichaje se pactó que si hacía un buen año pudiera salir a un gran equipo, como contrapartida a una rebaja muy considerable de su sueldo: “Fue un fichaje que no tenía ninguna lógica. Vino aquí con una ilógica aplastante, porque es un jugador que ganaba mucho dinero, que nosotros no podíamos pagar ni soñando. Era imposible”.

Cárcel también argumentó que ha sido “un mercado complicado” porque sabía que había futbolistas “muy importantes” que no continuarían, como los cedidos Rodrigo Riquelme o Taty Castellanos, pero se mostró “contento” con la plantilla, con “dos jugadores de nivel por posición”.

Los requisitos han sido “mantener el grueso de la plantilla porque el año pasado hicimos una grandísima temporada y hay un nivel de jugadores muy interesantes y buscar jugadores en propiedad”.

De Cristhian Stuani, que estuvo muy relacionado con el fútbol saudí en los últimos días del mercado, dijo que “es un jugador importantísimo en la historia del club” y que quería y quiere que siga en el Girona porque “es clave en el día a día aún del club porque aporta experiencia, goles y mentalidad”, pero remarcó que se merece poder decidir su futuro: “Si él quiere ir a probar otras experiencias tendrá todo el derecho de hacerlo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *