El capitán de Klopp acude al rescate

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

El choque de reyes que se vivió en Wembley por la disputa de la Carabao Cup coronó a Virgil Van Dijk como monarca supremo. El capitán del Liverpool fue el gran protagonista de la victoria de los ‘reds’ contra el Chelsea, en un encuentro donde tuvo que liderar a un equipo que acabó con hasta cinco jugadores menores de 21 años sobre el terreno de juego.

98643311

En un partido a tumba abierta con infinidad de ocasiones para ambos equipos, Virgil van Dijk se convirtió en un gigante junto con su compañero en defensa Konate. Los dos centrales sofocaron las oportunidades de un Chelsea que llegaba por todos los costados, aunque se encontraban con la muralla holandesa en última instancia cuando intentaban batir la portería ‘red’.

El partido del central holandés no se limitó a exhibir sus grandes capacidades defensivas. El capitán del Liverpool mostró que también es capaz de liderar a su equipo en ataque, una faceta que demostró tras anotar un imparable testarazo mediada la segunda parte. El VAR acabó anulando el tanto por un fuera de juego posicional de Wataru Endo, aunque no iba a ser la última oportunidad para el defensa holandés.

La revancha de un auténtico líder

Van Dijk obtuvo su revancha en el minuto 118′ de la prórroga, cuando se volvió a alzar entre todos para cabecear un saque de esquina al fondo de la red. Esta vez sí, su tanto significó la victoria para los ‘reds’ que consiguieron su décima Carabao Cup de la historia. La victoria también estuvo dedicada a Jürgen Klopp, que buscaba uno de los títulos más especiales de su carrera tras anunciar su marcha del Liverpool a final de temporada.

El mérito del central holandés tiene mayor peso cuando se considera el estado de la enfermería del Liverpool, que no pudo contar con sus principales estrellas como Alexander-Arnold, Mohamed Salah, Darwin Núñez, Szoboszlai o Alisson. De hecho, el Liverpool acabó con hasta cinco jugadores menores de 21 años en el terreno de juego, un grupo de jóvenes liderados por el mejor Van Dijk que se reivindicó en un auténtico choque de titanes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *