El cáncer de pulmón ya es el más letal entre las mujeres de Madrid: se ha duplicado en las últimas dos décadas

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

El cáncer de pulmón es ya el más letal entre las mujeres de la Comunidad de Madrid: se ha duplicado en las últimas dos décadas, pasando a ser la primera causa por tumores malignos en este sexo, por encima incluso del de mama. Son datos del último ‘Informe del Estado de la Salud de la Población 2023’, que ha presentado este miércoles la consejera de Sanidad, Fátima Matute, en la sede de su departamento, junto a Elena Andradas, directora general de Salud Pública. Un documento que evalúa hasta un millar de indicadores de salud que, en líneas generales, destacó la consejera, han mejorado.

Es uno de los datos negativos de un documento que comenzó a realizarse en 2003 y, en la parte positiva, registra una bajada de los fallecimientos por cáncer de mama, colon y cuello uterino, los tres tipos de tumores malignos para los que la comunidad tiene programas de cribado- o un consumo más moderado de alcohol y tabaco. Además, a nivel europeo, Madrid se sitúa entre las regiones que tienen la mayor esperanza de vida, con 84,6 años de media.

Elaborado por la Dirección General de Salud Pública, el informe destaca que, desde 2016, año en que se publicó el último de estos estudios, y hasta 2021, la mortalidad por el de mama ha disminuido hasta situarse en 20 fallecimientos por cada 100.000 habitantes. Las muertes por el de colon, también, hasta algo más de 13 en mujeres y casi 25 en hombres, precisa el documento. La letalidad del cáncer de cuello uterino se mantiene estable, sin llegar a los 3 fallecimientos por cada 100.000. En los tres casos, la región cuenta con unas cifras menores que la media del conjunto nacional.

Los programas de cribado

En ese aspecto, la consejera Fátima Matute ha destacado “la importancia que están teniendo los programas de prevención y cribado, o la adquisición, cada vez más, de hábitos saludables por parte de la ciudadanía”, si bien ha advertido de que “hay que seguir trabajando en aquellos otros aspectos negativos, a veces más propios de fenómenos sociales o modas pasajeras en los que, pese a todo, se observa una tendencia descendente“.

En el caso de pulmón, la consejera citó el Proyecto CASSANDRA (Cancer Screening, Smoking Cessation and Respiratory Assessment), el primer proyecto piloto de cribado en España, al que se ha sumado la región y que ya está en marcha en centros como el Ramón y Cajal. La Comunidad se incorpora a esta iniciativa que se va a desarrollar en 40 hospitales españoles de 16 comunidades autónomas.

Tras la pandemia

La consejera ha señalado que, en este informe, el primero de estas características desde el fin de la pandemia de coronavirus, se recoge una mejora en la mayoría del millar de indicadores que analiza. También en relación con las patologías oncológicas, el documento refleja que la mortalidad por causas asociadas al pulmón se ha duplicado entre las mujeres en las últimas dos décadas, pasando a ser la primera causa por tumores malignos en este sexo, por encima incluso del cáncer de mama.

Hay otro dato negativo: los fallecimientos por el cáncer de páncreas tampoco han dejado de aumentar en el mismo periodo: un 15% entre los hombres y un 26% entre las madrileñas. “Estamos investigando los motivo; estamos detectando un aumento por cáncer de páncreas tanto en hombres como mujeres”, señaló Elena Andradas.

Tabaco y alcohol

Entre lo positivo, Matute ha destacado que, aunque el tabaquismo sigue siendo un problema generalizado de salud pública, este anota una mejora evidente en la región desde 2001 reduciéndose el consumo ocasional o diario en 16,6 puntos porcentuales en hombres, y 15,7 en mujeres. Sin embargo, siguen fumando uno de cada 5 adultos. También se subraya el descenso de los jóvenes de 15 a 16 años que fuman a diario, hasta situarse en el 5,2% de los chicos y el 8,2% de las chicas.

El informe recoge cómo, durante los años 2021 y 2022, el 49% de las personas de entre 18 y 64 años (59,7% en hombres y 40,5% en mujeres) tomaban habitualmente alcohol. No obstante, en los últimos 20 años ha descendido la ingesta de la que sigue siendo la sustancia psicoactiva más consumida por los madrileños: si en 2001 la cifra relativa de bebedores de riesgo se elevaba al 4,3%, en 2021 había bajado hasta el 1,8%. Pese a este dato positivo, Salud Pública alerta de que la media de edad de inicio es de 14 años.

La cocaína, con un 26,5%, la heroína (20,3%) y el cannabis (15,3%) son los principales causas de asistencias a la Red de Atención a Drogodependientes

Respecto a los estupefacientes, la cocaína, con un 26,5%, la heroína (20,3%) y el cannabis (15,3%) son los principales causantes de las asistencias en la Red de Atención a Drogodependientes de la región. El 41,1% de sus usuarios recibe este servicio público por policonsumismo. Además, el 1,8% lo ha hecho para ser tratado por una adicción comportamental, más de la mitad por juegos de azar.

Más longevos

En relación con la esperanza de vida al nacer, Madrid presume de que, una vez superada la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, ha recuperado y consolidado su posición de liderazgo en el ámbito europeo. Esa esperanza se situó en 2022 en 84,6 años de media (82,08 en hombres y 87,11 en mujeres), tal y como reconoce el Instituto Nacional de Estadística. Hace tan solo dos décadas, las madrileñas vivían de media hasta los 84,53 años y los madrileños, hasta los 77,19, apunta la Consejería.

Esta mejora, añaden, se produce, sobre todo, por la reducción de la mortalidad de las personas mayores de 65 años. El 56% de los años de esperanza de vida ganados entre 2001 y 2021 es atribuible a los habitantes de este tramo. Al mismo tiempo, la población de la región, ha crecido en 1,37 millones de personas (un 25,6%), al tiempo que ha aumentado su grado de envejecimiento (de 102,4 a 127,2 personas de 65 o más años por cada cien jóvenes menores de 15).

Menos nacimientos

La natalidad mantiene la tónica general descendente iniciada en 2009 en Europa, con una tasa de 7,61 nacidos vivos por mil habitantes. Sin embargo, la Comunidad de Madrid ha revertido la tendencia en 2023, 52.319 nacimientos, un 2,7% más que el año anterior. Una tendencia que se contrapone a la caída a nivel nacional, donde no deja de caer el porcentaje de nacidos desde el año 2020.

Sigue subiendo la edad media en la que las mujeres tienen su primer hijo, 34,6 años; más del 10% de los casos corresponde a gestantes mayores de 40

Por otra parte, también según el estudio, sigue subiendo la edad media en la que las mujeres tienen su primer hijo, 34,6 años; más del 10% de los casos corresponde a gestantes mayores de 40, una realidad que se ha incrementado en los últimos tres lustros y que evidencia la cada vez mayor incorporación de la mujer al mercado laboral. Por el contrario, el porcentaje de embarazos en menores de 20 años ha disminuido hasta situarse por debajo del 2%.

Obesidad y sobrepeso

El ‘Informe del Estado de la Salud de la Población de la Comunidad de Madrid 2023’ observa que el sobrepeso y la obesidad en adultos se mantienen en valores muy elevados. El problema es especialmente relevante en hombres: 53,8% en 2022 con un incremento anual de 0,91% desde 1994. En mujeres, la prevalencia es del 32,7% en 2022, con un incremento anual de 1,5%. En jóvenes se ha pasado de una prevalencia de 17,9% en 2001 a 21,2% en 2022 en hombres, y de 7,5% a 16,9% en mujeres.

El documento también recoge una dinámica al alza de las enfermedades de transmisión sexual, excepto la infección VIH/sida. En el último quinquenio el número de casos de sífilis, infección por Chlamydia trachomatis (incluyendo linfogranuloma venéreo) e infección gonocócica han aumentado un 67,4%.

Visitas a los centros de salud

Estadísticamente, las mujeres acuden más al centro de salud que los hombres. Los motivos más habituales de consulta son las patologías infecciosas y las respiratorias agudas de vías superiores, como el covid o la gripe. En cuanto a las causas más frecuentes de ingresos hospitalarios, las principales en hombres son las patologías asociadas al sistema nervioso, con un 25,9%, las digestivas, con un 22,4%, y los tumores, con un 20%. En mujeres, son los cuadros asociados al sistema nervioso, con un 31,6%, seguidas de los tumores, con un 19,5%.

Respecto a la salud mental, destaca el aumento en la asistencia a adolescentes, principalmente mujeres. Hasta los 14 años, los principales casos están relacionados con trastornos del comportamiento y del sueño. En el tramo que va de los 15 a los 74 años, los motivos más comunes son la ansiedad o la depresión. A partir de esa edad, se superan por problemas de memoria y demencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *