El Bayern y Tuchel se aferran a la Champions

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Había quien pensaba que después de donde venía este equipo (fuera de la DFB Pokal y lejos del liderato en la Bundesliga), el Bayern iba a exhibir su mejor cara e iba a pasar por encima de la Lazio para remontar la eliminatoria. Lo segundo es posible que haya sucedido, pero de lo segundo está todavía un poco lejos. Eso sí, con esta pegada de Kane y Müller, tampoco hace falta practicar el mejor fútbol del planeta.

Los de Sarri tuvieron alguna que otra ocasión clara para adelantarse y poner la eliminatoria patas arriba, pero no estuvieron acertados y el Bayern lo hizo pagar carísimo. Victoria contundente de un equipo que se aferra a esta Champions para salvar una temporada que, si Europa no dice lo contrario, puede ser para olvidar.

Tuchel no lo tuvo claro

Sarri y la Lazio prefirieron no encerrarse atrás y buscar algo más arriba al cuadro bávaro en el inicio. Un movimiento táctico que no fue mal en los primeros minutos del partido. Excepto un par de acciones de Musiala, el Bayern hizo poco o nada. Tuchel iba apuntando cosas en su libreta. No le gustaba demasiado lo que estaba viendo, con un Bayern sin demasiado juego y que dejaba a la Lazio salir con demasiada facilidad.

En una de esas, por cierto, Immobile pudo silenciar el Allianz Arena. Centró Zaccagni, tocó con la cabeza De Ligt y el testarazo del ariete italiano, solo en el segundo palo, se marchó fuera. No se pueden fallar esas. Y menos si eres el rival más débil y estás en terreno enemigo. Porque a la que el ‘grande’ pueda, te va a ‘matar’. Y así fue.

Los bávaros, más con corazón que con cabeza, habían merodeado la meta de Provedel, pero no hincaron el diente hasta que no se vieron contra las cuerdas. Falló Immobile. No lo iba a hacer el otro ‘9’. Harry Kane recogió un balón muerto en el área tras el remate mordido de Guerreiro y lo llevó a guardar. No fue su mejor tanto, pero vale lo mismo.

Hundimiento romano

Con el tanto, hundimiento de una Lazio que, tras la ocasión clarísima de Musiala disparando con la rodilla, recibió el segundo. Otro gol ‘feo’, otro gol de Müller. Disparó De Ligt tras la salida de un córner y el germano puso la cabeza para poner el 2-0. Remontada culminada.

En la reanudación, mucho más del Bayern. Musiala y Guerreiro fueron los primeros en avisar mientras Sarri iba moviendo el banquillo. Olían sangre los bávaros y Harry Kane se encargó de ponerle el lazo al partido, cogiendo un rechace de Provedel.

Sin hacer el partido del año, el Bayern tenía la eliminatoria en el bolsillo ante una Lazio que, más allá de aquella de Immobile, no había creado nada en ataque. Con el 3-0, tampoco hubo más. Luis Alberto tuvo alguna intentona pero no encontró la meta de Neuer. Victoria fácil de un Bayern que quiere más en esta Champions.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *