El Barça sentencia la Liga con un trabajado triunfo en Logroño

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Nueva victoria del Barça en la Liga ASOBAL para poner más de cara, si cabe, el título. Los de Carlos Ortega aprovecharon el tropiezo del Bidasoa del pasado viernes y no fallaron ante un BM Logroño La Rioja muy luchador. Ya son seis los puntos de ventaja de los blaugranas respecto al segundo clasificado.

98558431

Después de la última derrota en la Champions contra el Magdeburgo, el Barça tenía que enfrentarse a uno de los equipos que más le complica la vida en los últimos tiempos en la competición doméstica. Pese a que el actual campeón fue por delante en todo el encuentro, no pudo bajar la guardia en ningún momento contra los riojanos, que en la segunda parte firmaron un meritorio 14-14.

Una vez más, el trabajo de las dos murallas entre palos del Barça, Gonzalo Pérez de Vargas y Emil Nielsen, fue fundamental para asegurar un nuevo triunfo -el decimonoveno- en lo que llevamos de Liga ASOBAL. Tan meritoria la faceta defensiva como oportuna la ofensiva, capitaneada por N’Guessan y, sobre todo, Javi Rodríguez. El pívot madrileño se enfrentó a su exequipo y le asestó cinco goles como máximo anotador blaugrana.

Brecha de salida

El Barça puso la directa en los primeros 30 minutos, logrando una máxima ventaja de nueve goles (4-13) que se redujo a seis cuando se cumplió el tiempo reglamentario. Una pegada habitual pero que no permitía confianzas, ante un BM Logroño espoleado por el aliento de las más de 2.000 personas que se acercaron al Palacio de los Deportes.

🎙️ Petrus, després de la victòria a Logronyo:

“Hem començat molt durs al principi i hem obert una bona distància, de cinc o sis gols, que hem sabut mantenir”

“Traiem dos punts més al Bidasoa i a més ens aixequem després del djious, o sigui que molt contents” pic.twitter.com/pUc1S56kTA

— Barça Handbol (@FCBhandbol) 3 de marzo de 2024

El 10-16 que reflejó el electrónico al descanso parecía decantar definitivamente el partido, pero los de Miguel Ángel Velasco no estaban dispuestos a rendirse.

Acercamiento inofensivo

En los primeros minutos de la segunda mitad, el Barça quiso consolidar su renta, pero el BM Logroño respondía a los ataques barcelonistas hasta acercarse a un -4 que ilusionó al respetable. Fue entonces cuando Carlos Ortega frenó el partido con un oportuno tiempo muerto para poner orden. Esa pausa coincidió con la aparición de Dika Mem y Richardson, quienes aseguraron un triunfo blaugrana por la misma diferencia con la que se llegó al descanso.

Un triunfo para tranquilizar el ambiente y animar a la afición a llenar el Palau Blaugrana el próximo jueves, en la visita del Montpellier a la Champions. De momento, la enésima Liga ASOBAL parece sentenciada tras el examen riojano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *