El Barça no tiene piedad de un desahuciado Sinfín

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

El Barça cumplió este sábado con el trámite en La Albericia y no tuvo piedad del Blendio Sinfín (16-37) en un partido que no tuvo mucha historia ya que los azulgranas saltaron al parqué con autoridad y lo dejaron sentenciado en los primeros minutos.

101136131

El Barça demostró una vez más que juega en otra liga y más aún ante un equipo como el cántabro, que ya está pensando en la próxima temporada para tratar de volver a la máxima competición del balonmano nacional.

Una vez resuelta la competición liguera para ambos equipos, con el título para el Barça y el descenso de los santanderinos, se podría pensar que el conjunto azulgrana saldría algo más relajado a la pista, pero nada más lejos de la realidad ya que comenzó el encuentro con un cómodo parcial de 0-3, hasta que en el minuto 3 el Sinfín anotó su primer tanto.

El gol de los locales fue como un oasis en el desierto, ya que el Blendio Sinfín no consiguió volver a perforar la portería del campeón de la Liga Plenitude hasta casi el ecuador de la primera parte, cuando el electrónico ya reflejaba un contundente 2-11 para el equipo dirigido por Carlos Ortega.

Con el encuentro ya totalmente sentenciado, se alcanzó el final de la primera parte con un resultado de 6-19, donde lo más destacado en el plantel de Rubén Garabaya fueron los dos goles que anotó el lateral derecho Stjepan Jozinovic, que regresaba a las pistas después de más de un año, tras superar su lesión de menisco y el ligamento anterior cruzado.

La segunda parte comenzó con otro parcial de 0-6 para los blaugranas, llevando el marcador al 6-25 en los primeros compases de la reanudación. A partir de ese momento el partido se abrió algo más y el Sinfín empezó a anotar con algo más de asiduidad, permitiéndole al menos maquillar algo el marcador (14-31) a falta de diez minutos por disputar.

En la recta final del encuentro, el Sinfín se volvió a nublar de cara a portería, consiguiendo tan solo dos goles en los últimos minutos, mientras el Barcelona, que tampoco quería hacer excesivo daño se dejaba llevar hasta cerrar un nuevo triunfo con el definitivo 16-37 en el marcador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *