El Arsenal no falla y eleva la temperatura en la Premier

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Cuando el partido circulaba por el inmóvil 0-0, sin apenas ocasiones del Arsenal, con una parada salvadora de David Raya, surgió un tiro magistral de Leandro Trossard, con la derecha, justo a la escuadra, al borde del descanso, imparable para José Sá, incontestable para el triunfo, sentenciado a última hora por Odegaard, y crucial para presionar la ventaja del Manchester City.

El liderato es del conjunto londinense, con 74 puntos en 33 partidos, pero pendiente del City, 73 puntos en 32 encuentros, en la pugna triple por el título en la que también compite el Liverpool, tercero con 71 puntos en 32 choques. Entre los tres está el campeón. El Arsenal oposita a ello, tras quedarse a punto el pasado curso. Pero todavía no depende de sí mismo.

La victoria este sábado contra el Wolwerhampton, plagado de bajas, era imprescindible. Entre los golpes de su derrota contra el Aston Villa, la anterior jornada, y la eliminación de la Liga de Campeones, el pasado miércoles, pero sobre todo de la distancia que asumía antes del inicio de la acción respecto al City, sólo el triunfo lo sostenía. Nada más y nada menos.

El Arsenal cumplió. Suficiente. Casi siempre tuvo el control, más allá de alguna agitación al contragolpe del Wolwerhampton. Y respiró aliviado a la media hora. El único susto. La carrera de Joao Gomes fue una amenaza más que evidente. Su remate, con la derecha, aún más. Lo repelió David Raya. Una fenomenal parada que necesitó la colaboración del travesaño, del que salió despedido el balón hacia el centro del área, hacia nadie, todavía con el 0-0.

La oportunidad surgió de una pérdida inoportuna de Kiwior; una advertencia para el grupo entrenado por Mikel Arteta, cuando ser campeón o no de la competición inglesa está al filo de un detalle en cualquier campo, en cualquier momento, en la apretada pugna por la cima que sostienen los ‘gunners’ con el Manchester City y el Liverpool, ya en el esprint final.

Todos tienen una cantidad de recursos evidente. Trossard es uno de ellos en el Arsenal. No es habitualmente titular (apenas 20 veces en 41 partidos esta campaña), pero asume tantas y tantas veces un papel tan decisivo que sus apariciones son oro para el Arsenal. Ha marcado 14 goles este curso, el último un golazo, definitivo para solventar otra victoria.

Aun así, el tramo final mantuvo un rato en vilo al Arsenal. Miraba Mikel Arteta el panorama con preocupación, dio entrada a Thomas por Gabriel Jesús, observó cómo el Wolwerhampton amagaba en torno a su área, dispuso de una ocasión de Gabriel Martinelli y sólo se sintió ganador con el 0-2 en el minuto 94 de Odegaard. Le quedan Chelsea, Tottenham, Bournemouth, Manchester United y Everton. Y necesita un tropiezo del City.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *