El alcalde de Montmeló, sobre el atropello mortal de Rodalies: “A solo 100 metros hay un puente para cruzar la vía”

El Ayuntamiento de Montmeló ha decretado tres días de luto a partir de este lunes por los cuatro jóvenes que la noche del domingo perdieron la vida cuando fueron atropellados por un tren de Rodalies de la R3. Este lunes, el consistorio ha celebrado un minuto de silencio como muestra de apoyo a las familias de los fallecidos, tres chicas y un chico de entre 19 y 22 años.

Los jóvenes formaban parte de un grupo de siete personas –cuatro de Barcelona y tres de Madrid- que cruzaban las vías de la línea R3 por un lugar prohibido para dirigirse a un festival de música hard tecno DURO que se celebraba en los alrededores del Circuit de Barcelona-Cataluña.

Sobre esta circunstancia que ha desembocado en el trágico suceso se ha pronunciado el alcalde de Montmeló, Pere Rodríguez. En declaraciones a Rac1, Rodríguez ha señalado que “a solo 100 metros del lugar por el que pasaron hay un puente para cruzar la vía”. Según ha explicado, los jóvenes intentaron cortar camino accediendo al festival desde una urbanización. “A solo 100 metros de donde les atropelló el tren hay un puente para cruzar la vía, pero decidieron no seguir por ese camino y escogieron un camino rural sin señalización”.

El alcalde ha apuntado que los jóvenes quizás se perdieron porque el camino que tomaron para intentar llegar al festival “no tiene ningún sentido”. Los Mossos están investigando exactamente qué paso y por qué el grupo pasó por ese punto.

Paso sin valla de uso recurrente

Aunque las vías quedan protegidas por una valla perimetral a su paso por la zona de viviendas, los jóvenes han accedido a ella por un punto en el que termina el cercado y donde queda solo un camino de tierra de unos 50 centímetros de ancho.

Vecinos de la zona han explicado que a pesar de las vallas, el espacio es de uso recurrente para varios visitantes del circuito o de eventos que se realizan en su entorno. “Cuando esta mañana hemos ido de casa ya había mucha gente pasando caminando, no encuentran impedimentos aunque no hay ningún acceso ni al circuito ni a ninguna parte”, explicaba Vicente Mayor, vecino de la zona.

Sin embargo, reconoce que la gente lo hace sin miramientos, dado que hay vallas: “El acceso está prohibido”, recalca. Sin embargo, cree que habría que establecer vallas fijas que cubrieran todo el trazado de vías, no sólo lo que da directamente a las casas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *