Detenido un hombre en Elche tras dar una paliza a su mujer en presencia de dos menores

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

La Policía Local de Elche detuvo días atrás a un hombre tras golpear a su mujer por todo el cuerpo con puñetazos y patadas. Los agentes encontraron a la víctima, que tuvo que ser derivada del centro de salud al hospital por una posible fractura de mandíbula, tirada en el suelo y con dos menores junto a ella 

El pasado mes de febrero, una dotación de la Policía Local acudió a la calle Capitán Baltasar Tristany de la ciudad tras la llamada de una vecina que aseguró escuchar fuertes gritos de auxilio de una mujer en su domicilio. 

Los agentes se dirigieron al lugar y localizaron en la calle a un hombre que afirmaba haber discutido con su mujer y que esta se había quedado en la casa.

Una dotación policial se quedó con el hombre, mientras que otra subió a entrevistarse con la otra parte. Al llegar a la vivienda encontraron la puerta abierta y a la mujer tirada en el suelo con un niño en brazos y con lesiones a simple vista en la oreja y sangre en una de las piernas. Además, había otro menor junto a ella.

Tras prestarle primeros auxilios, la mujer indicó a los agentes que momentos antes había discutido con su marido porque ella le había recriminado que hubiera cenado con otra mujer.

Al parecer, el hombre respondió dándole puñetazos y patadas por todo el cuerpo e incluso golpeándola contra la puerta del salón de la que se rompió el cristal.

No era la primera vez

La víctima continuó relatando a los policías que no era la primera vez que le pegaba, pero que nunca lo había denunciado por miedo.

Del mismo modo, los agentes se entrevistaron con la testigo que indicó que había escuchado claramente a la mujer pedir ayuda y cómo el hombre seguía golpeándola. También aseguró que no era la primera vez que ocurría una situación similar.

Seguidamente la víctima fue trasladada a un centro de salud, donde sufrió un ataque de ansiedad, y posteriormente fue derivada al Hospital del Vinalopó por una posible rotura de mandíbula. Por su parte, los menores se quedaron bajo la custodia de dos vecinas del edificio con el permiso de la madre. 

Debido a lo ocurrido, el hombre, de 40 años, fue detenido y trasladado a dependencias policiales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *