Desbandada el Alpine tras el fiasco en Bahrein

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Alpine sigue a la deriva. Después de perder a Fernando Alonso y al rookie Oscar Piastri en 2022, la crisis de la escudería francesa se ha agravado y ni el fichaje de Pierre Gasly, ni las expectativas depositadas en Esteban Ocon han servido para solucionar sus males. Los constantes cambios en la dirección del equipo han provocado aún más confusión y el campeonato que acaba de empezar en Bahrein ha confirmado los malos augurios de la pretemporada, con los dos coches situados en la cola del pelotó: Ocon 17º y Gasly 18º, a 1 vuelta del vencedor Max Verstappen.

98954528

El pasado año, tras el parón veraniego, Alpine cesó a toda la cúpula encabezada por Otmar Szafnauer. Pero en lugar de ser un revulsivo para el equipo, los cambios lo han hundido todavía más. Los test de pretempoirada constataron los problemas de sobrepeso del actual monoplaza y el desacuerdo entre los responsables técnicos del proyecto ha llevado a una situación crítica.

A estas altura parece muy difícil que Alpine pueda mejorar el sexto puesto de constructores de 2023 e incluso que puede caer a las últimas posiciones si no reacciona. En Bahreon, Ocon y Gasly solo fueron capaces de superar a Valtteri Bottas, penalizado por una larga parada en boxes, y a Logan Sargeant, con problemas de fiabilidad en su Williams.

Los dos pilotos se han quejado reiteradamente de su nuevo monoplaza, el A524, y lo han definido como “inconducible”. Tras el fiasco de Bahréin, tanto Matt Harman, director técnico del equipo, como Dirk de Beer, jefe de aerodinámica, han presentado su dimisión. Sin embargo, la renuncia no se hará efectiva de manera inmediata, ya que ambos seguirán trabajando en Alpine hasta finales de abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *