Churre Hinostroza: “El 6-3 a la ‘U’ fue mi mejor clásico”

Protagonista de varios clásicos con la camiseta de Alianza Lima, Paulo Hinostroza recuerda como si fuera ayer las veces que enfrentó a Universitario y tener el honor de jugar sobre todo esos compromisos, al lado de un tal César Cueto: maestro de maestros.

El Churre evoca, entre todas, la tarde del 20 de mayo de 1995, cuando el cuadro blanquiazul ganó 6-3 a los cremas en Matute, en un partido inolvidable.

—¿Qué es jugar un clásico?

—Aquel que sale de las divisiones menores de Alianza sabe que es el partido más importante por la expectativa que hay en todo el país. El Cholo Castillo nos decía que ese es el partido que no se puede perder.

—¿Recuerda su debut en los clásicos?

—Fue en 1989, en el Estadio Nacional lleno, empatamos 1-1. Entré en el segundo tiempo y fue un sueño cumplido, fue el primero de  30 que jugué, habiendo ganado la mayoría.

—¿El 6-3 que le ganan a la ‘U’ fue su mejor clásico?

—Sí, quedó grabado en la historia por los hinchas de Alianza. Marqué un gol, me cometieron un penal y di una asistencia.

—¿Ese fue el mejor gol de su carrera?

—Sí, así como también ese que marqué ante Torino cuando campeonamos en Talara, en 1997.

—Se salió del cuadro con ese golazo en ese clásico.

—Me fui por oriente y Alessandro Morán, que ya me había cometido un penal, me sigue y esperé que me haga otro penal, entro en diagonal y al ver que el arquero Celso Guerrero cubría el primer palo, rematé y salió un golazo.

—¿Alguna anécdota de ese clásico?

—En la charla técnica, Brizc nos mostró un periódico, en el que Germán Leguía decía: “A esos zambitos les vamos a ganar”. Salimos con rabia a la cancha y ya sabes cómo quedamos…

—En otro clásico se sentó sobre la pelota.

—Fue en el Nacional, se me salió el barrio, siempre me gustó jugar así, me divertía y los entrenadores me daban libertad.

—Roberto Martínez hizo lo mismo y dijo que fue para desquitarse con usted.

—Seguro, ese es el ingrediente de los clásicos, todos queremos ganar y mientras  sea lícito, bien.

—¿Le dolió que Juan Reynoso pase a la ‘U’?

—El fútbol es corto y tenía que ver su  futuro, era su oportunidad y eso le permitió emigrar a México. Luego se hizo normal que varios jugadores de la ‘U’ pasen a Alianza y viceversa.

—¿Alguna vez la ‘U’ lo quiso?

—No, Cristal sí. También tuve ofertas de China y Grecia, a donde muchos compañeros emigraron. No me fui por amor a Alianza.

NOCAUT A KOPRIVA

-Ese puñete con que Nunes noquea a Kopriva  tras un foul del Cenizo a usted ¿fue un año antes en Matute también?

—Sí. Fue frente a la tribuna de oriente, le hago una jugada a Nunes que no le gustó y me comete falta. Viene Kopriva, le dijo algo y Nunes saca ese puñete que lo noqueó. No fue finta. Kopriva fue a sacar cara por mí y lamentablemente llevó la peor parte.

—¿Cómo surge lo de fingir las faltas?

—Cuando debuto, Cubillas era entrenador de Alianza en 1989, y me pedía que busque las faltas en el área o cerca para que Cueto anote de tiro libre. Y en un clásico me cometen foul y el Maestro marca un golazo de tiro libre.

—¿Qué significó jugar al lado de Cueto?

—Compartí habitación con Cueto en las concentraciones y se me caían las lágrimas de emoción y de agradecimiento a Dios por esa oportunidad. Hoy el maestro Cueto y Cubillas son mis mejores amigos y les debo mucho.

—¿Le preocupa el presente de Alianza previo al clásico?

—Sí, cuando las cosas no van bien siempre se fijan en el entrenador y me parece injusto los cuestionamientos a Chicho Salas, quien es un buen entrenador. El clásico es la oportunidad para revertir este mal momento.

—¿Qué opinión de la ‘U’?

—La llegada de Edison Flores ha potenciado a la ‘U’. Es un jugador que marca la diferencia y en su debut dio tres pases gol.

—¿Cuál es su presente?

—Soy abogado penalista y administrativo. Fui regidor y alcalde (en San Juan de Miraflores) y decidí estudiar Derecho por mi paso por la política, donde fui regidor y alcalde.

—¿Qué le diría a los jugadores de Alianza?

—Que dejen todo en el campo por esa hinchada que muchas veces deja de comer por verlos y qué mejor que regalarles un triunfo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *