Cambio en la nómina de marzo de muchos trabajadores

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que aprobó el Gobierno a principios de febrero será una doble buena noticia para todos los trabajadores que cobran el sueldo base.

Por un lado, Yolanda Díaz acordó con los sindicatos un aumento porcentual para el 2024 que servirá para seguir mejorando la calidad de sus empleos. Por otro lado, esta medida se aplicará con carácter retroactivo al 1 de enero de 2024, por lo que las empresas estarán obligadas a pagar el dinero que corresponde a todos sus asalariados.

98375565

Así se aprobó la subida del SMI

El Ejecutivo confirmó en el Consejo de Ministros la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 1.134 euros en 14 pagas para 2024, un aumento del 5% con respecto al año anterior. Esta medida busca mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores más vulnerables y reactivar la economía. Los sindicatos aplauden la subida, considerándola una victoria para los trabajadores y una herramienta para reducir la desigualdad. La UGT destaca que la medida beneficiará a 2,5 millones de trabajadores y CCOO la califica como “un paso en la dirección correcta”.

Sin embargo, no todo es bueno porque la patronal se muestra reticente, alertando sobre posibles efectos negativos en el empleo. La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) advierte que la subida podría provocar la destrucción de hasta 100.000 empleos, mientras que la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) critica que se haya tomado sin consenso con los agentes sociales.

Yolanda Díaz defiende el acuerdo

El Gobierno ha salido al paso de estas acusaciones y defiende la medida argumentando que la subida del SMI es compatible con la creación de empleo. Yolanda Díaz, Ministra de Trabajo, asegura que la medida “no va a destruir empleo” y que “es un instrumento de justicia social”. Por el momento, las primeras reacciones de los trabajadores son muy positivas, y más después de saber que tendrán que recibir en su próxima nómina todos los atrasos que ha provocado la aprobación con carácter retroactivo.

Así pagarán las empresas la ‘paguilla’

Todas las empresas deberán incluir con la máxima rapidez posible los atrasos correspondientes al nuevo SMI que serán de gran valor para todos los beneficiarios. Sin embargo, no será igual para todos, ya que en función del tipo de salario que tengas esa cantidad será mayor o menor. Los trabajadores reciben su salario en 12 o 14 pagas anuales, dos modalidades distintas que también implican dos maneras de pagar distintas.

Por un lado, las personas que cobran su sueldo en 14 pagas tienen 12 nóminas mensuales más dos extraordinarias, una en junio y otra en diciembre. En este caso, los trabajadores ganarán ahora 1.134 euros mensuales, salvo cuando sean los períodos de las ‘pagas extras’. Por otro lado, los que por contrato tienen 12 pagas, obtienen 1.323 euros al mes, y en ambos casos la cuantía anual es la misma, 15.876 euros.

Calculando la diferencia entre este nuevo salario y el antiguo, los trabajadores tendrán la famosa ‘paguilla’, que será de 54 o 63 euros más en la nómina del próximo ingreso de su empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *