Budimir y Osasuna aún creen en Europa

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Budimir apareció para rescatar a Osasuna en un duelo abierto que parecía que nadie iba a poder ganar. Muchas ocasiones, pero mira desviada hasta que el croata impuso su ley. Los rojillos pueden seguir mirando a Europa.

Le costó al partido coger ritmo con tanto balón largo, pero a la que el Alavés empezó a carburar llegaron las primeras ocasiones. Fueron para los babazorros, en un disparo de Benavídez que sacó David García bajo palos y en un cabezazo de Guridi que tuvo que repeler como pudo Sergio Herrera. Quería más el Alavés, pero Osasuna tenía que despertar como fuera.

Los rojillos le fueron cogiendo el gusto al partido y a la media hora empezaron a decir la suya. Ganaron más posesión y contaron la primera ocasión con un cabezazo de David García a la salida de un córner que se fue por nada. El partido, por fin, estaba empezando a coger ritmo en las áreas.

Y las llegadas se sucedieron. Al disparo de Oroz en el área sacado por Sivera le siguió otro remate con el pecho de Budimir y un disparo al palo de Omorodion tras el centro medido de Javi López. Locura antes del descanso.

En la reanudación, el duelo siguió con toda la salsa del mundo. Importaron poco los centros del campo, así que las llegadas se sucedieron. Sin embargo, costó un mundo que alguien inaugurara el marcador. Mira que por ocasiones no fue. Rubén García y Samu Omorodion, sobre todo, tuvieron dos clamorosas. Aun así, iba a ser el vaquero Budimir el que iba a abrir la lata. Se perfiló en la frontal hacia su pierna izquierda y le pegó directamente a la escuadra. Golazo.

Tras el tanto, el Alavés quemó todas sus naves. Pero el partido estaba visto para sentencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *